Vecinos de A Ponte se movilizan para apagar un fuego que amenazó casas

Se desconoce el origen del incendio, aunque hay indicios de que comenzó en la cuneta del camino y se apunta a la posibilidad de una colilla mal apagada en contacto con la hierba seca
Efectivos de Bomberos realizan labores de extinción en la finca incendiada en A Ponte. SEBAS SENANDE
photo_camera Efectivos de Bomberos realizan labores de extinción en la finca incendiada en A Ponte. SEBAS SENANDE

El barrio de A Ponte vivió este jueves una jornada de ajetreo y preocupación por un incendio en una finca. Las llamas se acercaron peligrosamente a una vivienda y al local de la asociación de vecinos de San Lázaro, movilizando a los vecinos. La rápida actuación de la gente, la reciente limpieza de la parcela y el viento a favor permitieron controlar el fuego a tiempo para evitar males mayores.

La primera llamada al 112 se realizó a las 13.30 horas, pero los vecinos no se quedaron mirando y agarraron retamas y extintores domésticos para detener el avance de las llamas. Cuando llegaron las dotaciones de Bomberos municipales, que luego intervinieron en la extinción, ya estaba bastante controlado, aseguran vecinos como Carlos Fariñas, que tenía cabras en la finca cuando se originó el fuego.

La rápida colaboración de los vecinos fue clave para controlar las llamas. SEBAS SENANDE
La rápida colaboración de los vecinos fue clave para controlar las llamas. SEBAS SENANDE

"Foi unha sorte que a herba estivese recén segada nesa parcela", comentó este hombre. El sentido del viento también fue favorable para que las llamas no avanzasen hacia la maleza que había en las proximidades. "Se colle para o outro lado arde ata Cuíña", añadió.

Las causas del incendio todavía se desconocen, aunque los vecinos aseguran que se inició en la cuneta. Por allí se encontraban los hilos del pastor eléctrico que cercaba la finca y que fue vandalizado la noche anterior. En el vecindario, no obstante, ven más probable que el origen del fuego haya sido una colilla mal apagada en contacto con la hierba seca.

Una vez apagado el incendio por los Bomberos municipales actuaron los efectivos de la Xunta de Galicia para enfriar convenientemente el terreno. Todo quedó en un susto, pero la mancha negra es perceptible.