Más de una decena de detenidos en Lugo por robar en naves y comercios

Los arrestados están acusados de 60 delitos que suman un botín de 600.000 euros. La Guardia Civil registró una empresa de mensajería de As Gándaras y varias casas en Mazoi y Rúa Primavera
El operativo de la Guardia Civil. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera El operativo de la Guardia Civil. VICTORIA RODRÍGUEZ

Agentes de la Guardia Civil detuvieron este miércoles a más de una decena de personas en Lugo por su presunta implicación en una banda que se dedicaba a cometer robos en comercios, naves industriales y vehículos en la comunidad gallega y Asturias, donde supuestamente se hicieron con un botín superior a los 600.000 euros. 

El operativo se inició a primera hora de la mañana, cuando cinco patrullas de la Benemérita —una de ellas camuflada— estacionaron en la Rúa Primavera, levantando una gran expectación entre los viandantes. Armados con metralletas y con el rostro cubierto con pasamontañas, alrededor de una decena de agentes accedieron a un inmueble para llevar a cabo un minucioso registro en un piso. A lo largo de la jornada, las fuerzas y cuerpos de seguridad realizaron otra decena de registros en varias casas de la zona de Mazoi y en la nave de una empresa de mensajería ubicada en el polígono de As Gándaras. También accedieron al interior de otro domicilio sito en Guitiriz y a varias viviendas de la localidad coruñesa de Melide.

Los agentes de la Guardia Civil en As Gándaras. X. PONTE
Los agentes de la Guardia Civil en As Gándaras. X. PONTE

Los agentes —entre los que había miembros del Servicio de Intervención Rápida (SIR)— arrestaron a más de una decena de personas, varias de ellas de etnia gitana. De momento, los investigadores les imputan al menos 60 ilícitos penales, como robo con fuerza, daños, allanamiento o lesiones, entre otros.

Despliegue de la Guardia Civil en la Rúa Primavera. EP
Despliegue de la Guardia Civil en la Rúa Primavera. EP

La organización criminal estaría dividida en cuatro grupos diferenciados, todos ellos plenamente operativos. Según revelaron las pesquisas, los delincuentes se desplazaban en turismos robados para dar los golpes y no dudaban en abandonarlos o quemarlos para huir a pie cuando temían que los descubrieran. Tras cometer las sustracciones, la banda escondía los artículos robados en varias casas del lugar de Mazoi y en la nave de la empresa de mensajería de As Gándaras. En los registros, los agentes buscaron diferente material robado o utilizado por la banda en sus asaltos incluidas armas. 

La operación —dirigida por el juzgado de Instrucción número 1 de Lugo— para poner coto a esta organización delictiva se desarrolló también de forma simultánea en diferentes municipios de A Coruña y Asturias. El caso se encuentra bajo secreto de sumario y no se descartan nuevos arrestos.

PRECEDENTES. Esta intervención se llevó a cabo tan solo dos días después de que la Guardia Civil de Lugo diese por desarticulado otro grupo criminal que también robaba en naves industriales de la provincia y que incluso llegó a hurtar en una vivienda del término municipal de Lugo.

Los arrestados en el marco de la operación Alavanca estaban afincados en la capital lucense y se hicieron con un botín de unos 10.000 euros tras cometer al menos ocho robos con fuerza en Guntín, Palas de Rei, Paradela, Portomarín y en una parroquia de Lugo. A pesar de la proximidad temporal de estas dos intervenciones, la Benemérita señaló que los detenidos ayer no guardan ningún tipo de relación con la banda desarticulada el lunes.

La Guardia Civil también descarta cualquier vinculación entre los últimos detenidos y las dos bandas frustradas el pasado agosto, cuando la Guardia Civil detuvo a seis personas de dos organizaciones diferentes. En aquella ocasión, los agentes arrestaron a dos personas en su piso de la Rúa do Cruzamento, en la capital lucense, mientras que los otros detenidos formaban parte de una banda itinerante que operaba a nivel internacional.