Usuarios se quejan del centro social de O Castiñeiro por ser incómodo para los mayores

Señalan que hai problemas de ventilación, mala distribución en el centro y mobiliario incómodo
Mobiliario del centro social. EP
photo_camera Mobiliario del centro social. EP

El nuevo centro social de O Castiñeiro, inaugurado hace solo unos meses por el Concello, empieza a provocar quejas de usuarios, que dicen que es incómodo y no se adapta a las necesidades de los mayores, que son quienes más horas pasan en el edificio.

Señalan que hay problemas de ventilación en el edificio, que se hacen notar más ahora que empieza a apretar el calor y aseguran que, a falta de soluciones por parte del Concello, no queda más remedio que abrir las puertas de emergencias para que corra el aire.

Añaden que, para ir al servicio, los mayores tienen que coger un ascensor, lo que a muchos les provoca problemas de inseguridad, ya que tienen mala movilidad y no se atreven a ir solos.

Los espacios reservados para la zona de juegos de mesa se hacen, además, demasiado pequeños y, pese a las quejas, el Concello no acaba de tomar medidas para ampliar esa área de recreo, dicen.

Se quejan también del mobiliario, que sostienen que es incómodo para los mayores, que llegan a sufrir problemas de espalda por las sillas, mantienen.