La USC prueba en pez cebra un veneno de pulpo que frena un tipo de melanoma

La catedrática Laura Sánchez Piñón recordó que por el momento se trata "de resultados dun estudo preclínico"
Pez cebra. AEP
photo_camera Pez cebra. AEP

Los investigadores del grupo Acuigen del Campus Terra de la USC Laura Sánchez Piñón, Pablo Cabezas-Sainz y Sabela Fernández Silva probaron en pez cebra los efectos terapéuticos de un péptido hallado en el veneno de un tipo de pulpo australiano que puede inhibir o, por lo menos, retardar significativamente el crecimiento del melanoma mutado por BRAF. Más o menos la mitad de casos de ese tipo de cáncer de piel presentan una mutación de ese gen y suelen tener mal pronóstico.

La nueva colaboración del Acuigen con la investigación que coordina María Ikonomopoulou, del Instituto Madrileño de Alimentación (IMDEA-Madrid) deparó resultados muy prometedores, que podrían servir de base para el futuro desarrollo de tratamientos eficaces contra el melanoma mutado por BRAF.

La catedrática Laura Sánchez Piñón recordó que por el momento se trata de "de resultados dun estudo preclínico", por lo que es pronto para conocer su aplicación terapéutica real, pero admitió que ese compuesto de veneno del pulpo que se probó en el laboratorio de Acuigen en Lugo apenas genera toxicidad por lo que podría llegar a resultar un activo importante en la lucha contra el cáncer.