martes. 01.12.2020 |
El tiempo
martes. 01.12.2020
El tiempo

Unos niños encuentran dos jeringuillas usadas en el parque de Catasol

El parque infantil donde se encontraron dos jeringuillas usadas
El parque infantil donde se encontraron dos jeringuillas usadas
Los vecinos de la zona están indignados y piden que el Concello ponga suelo de corcho y que se prohíba el acceso de perros al jardín

Unos niños encontraron dos jeringuillas usadas el pasado martes mientras jugaban en un pequeño parque ubicado en la rúa Doutor Balanzá, en Catasol. Afortunadamente, los niños no manipularon las jeringuillas y, por lo tanto, no corrieron ningún riesgo sanitario. Sin embargo este hecho alarmó a los vecinos, que exigen, de una vez por todas, al Concello que se renueve el suelo, actualmente de arena por otro de corcho. Las jeringuillas se encontraban ocultas bajo la arena, ''enterradas'', aclara Mary Carmen Pérez, una vecina.

''Menos mal que no pasó nada pero pudo pasar algo muy grave si llegan a tocar la aguja y esta tiene restos de sangre. El susto fue tremendo. Por eso, este parque está siempre vacío. Los vecinos de aquí no nos atrevemos a llevar a los niños allí porque, además de las jeringuillas, también se ven, a veces, preservativos usados y tenemos pánico de lo que se pueden encontrar ahí adentro. Al final, el parque se convierte, muchas noches, también en un sitio para hacer botellón'', dice.

También hay jeringuillas y cristales rotos en un solar próximo, en la Avenida Vilaverde, que ayer se segó por las quejas vecinales. Sin embargo, no se retiraron ni critales ni jeringas, criticaron.

El suelo de arena del parque provocando, por lo demás, otros problemas dado que, en ocasiones, la gravilla se desliza a la calle, lo que dio lugar a algún accidente. ''Una mujer, ya mayor, resbaló en la gravilla y se cayó. ¡Se podía haber matado!'', explican.

Se quejan también de la presencia de perros sueltos en una zona de césped colindante. ''Hay días que se juntan aquí trece perros. La mayoría, galgos y pitbull. Dejan sueltos los perros y no recogen las heces, por eso está todo sucio. También antes había ocho árboles, que tiraron a base de colgarse de sus ramas'', apunta esta vecina, que reclama que se instalen señales que prohíban el acceso a perros a la zona.

Tanto el suelo de corcho del parque infantil como la prohibición del paso a perros en la zona verde fueron dos reivindicaciones que los vecinos de la zona presentaron al Ayuntamiento hace ya cerca de cuatro años. Hasta el momento, nada se hizo, aunque el Concello les informó que ya estaba aprobada la renovación del suelo y la señalización de los perros.

Unos niños encuentran dos jeringuillas usadas en el parque de Catasol
Comentarios