martes. 28.09.2021 |
El tiempo
martes. 28.09.2021
El tiempo

Uno de cada tres infartados fallece antes de llegar al hospital

Justo Jorge, gerente de Polusa, y Carlos González-Juanatey
Justo Jorge, gerente de Polusa, y Carlos González-Juanatey
Un cardiólogo sostiene que podrían evitarse el 80% de los infartos haciendo vida sana

Una de cada tres personas que sufren un infarto de corazón fallece antes de recibir asistencia. Este fue uno de los datos que expuso este martes el cardiólogo Carlos González-Juanatey en el ciclo de conferencias que organiza Polusa con motivo de los 35 años del sanatorio.

Juanatey afirmó también que, del total de ingresados por infartos, un 10% pierde la vida. Con lo cual, "se podría decir que un 40% de los infartados de corazón fallecen en 30 días: el 10% en el hospital y el 30, antes de ser atendidos", explicó el doctor, que recordó que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte.

En cuanto a los supervivientes de un infarto coronario, Juanatey indicó que la mortalidad se puede reducir en más de un 90% siempre y cuando se lleven a cabo unos determinados hábitos de vida como, por ejemplo, reducir las grasal y la sal de la dieta, hacer una hora de ejercicio al día y tomar un tratamiento médico para restaurar la función ventricular y para prolongar la vida del ‘stent’, el muelle que se coloca para dilatar la arteria coronaria y deshacer el trombo que la obstruye y que provoca el paro cardiaco. "Es muy importante que, en cuanto se sienta un dolor torácico, se acuda rápidamente a Urgencias porque el tiempo que debe tardarse en abrir la arteria para hacer el cateterismo es de dos horas como máximo. De otra manera, el corazón quedaría muy dañado y llevaría a una insuficiencia cardiaca con mortalidad a largo plazo2, indicó.

Los infartos de corazón son más comunes en hombres que en mujeres y afectan, sobre todo, a la franja de edad entre los 60 y 65 años

Juanatey jefe de Cardiología del Hula, afirmó, por otra parte, que espera que Hemodinámica prolongue su actividad hasta las diez de la noche o más en el Hula «antes de fin de año dado que los datos del Registro Galego de Infartos de Miocardio indican que hay un número suficiente de casos en Lugo y también hay personal, una infraestructura y mucha dispersión de la población, todos ellos factores a tener muy en cuenta».


El cardiólogo recordó, además, las cifras de infartados anualmente en Galicia y en Lugo, con 4.000 y 200 casos al año, siendo más frecuente este problema entre los hombres que en las mujeres (más propensas al otro infarto, al cerebral, también conocido como ictus) y en la franja de edad de los 60 a los 65 años.

Sin embargo, Juanatey añadió que se pueden evitar el 80 por ciento de los infartos siempre y cuando se eviten el tabaco y el sedentarismo y se controlen la diabetes, la tensión y el colesterol.

El ciclo continuará hoy, a las ocho, en Afundación, con una charla del neurocirujano Manuel García Fantini, que hablará de la hernia discal.

Uno de cada tres infartados fallece antes de llegar al hospital
Comentarios