domingo. 29.03.2020 |
El tiempo
domingo. 29.03.2020
El tiempo

Unas Navidades sin soledad en Lugo

Algunos de los mayores que pasan sus Navidades en la residencia Lug II, con los monitores. VICTORIA RODRÍGUEZ
Algunos de los mayores que pasan sus Navidades en la residencia Lug II, con los monitores. VICTORIA RODRÍGUEZ
Son mayores y viven solos todo el año, menos en Navidades. En estas fechas, un programa de la Xunta los saca de su casa para llevarlos quince días a distintos centros para pasar estas fechas con otras personas, también solas. A Lugo, vinieron 50.

Podrán estar solos el resto del año pero las Navidades las pasan con otra familia ajena a la de ellos, la que forman con otros participantes en el programa Xuntos polo Nadal, puesto en marcha por la Consellería de Política Social en tres centros que la Xunta tiene en Panxón (Pontevedra); O Carballiño (Ourense), y este año, por primera vez, el albergue juvenil Lug II, a donde llegaron 50 mayores que viven solos la víspera de Nochebuena para pasar estas fiestas en Lugo.

Isabel Luisa Cabrera Ramos, de 87 años, vive en A Coruña, aunque nació en Valladolid. Desde hace años participa en este programa que le permite pasar las Navidades con otras personas y no sola. Ya estuvo en Panxón y en O Carballiño. Este año la novedad era Lugo y le tocó venirse aquí.

"Me hizo ilusión venir a Lugo porque es una capital. No sabía cómo era el sitio al que iba y veo que es un albergue, no un hotel, pero tiene lo básico. Quizás lo peor sea que está en un sitio muy empinado y a la mayoría nos cuesta subir la pendiente hasta el centro. Por lo demás, está muy céntrico. ¡A ver si podemos solucionarlo cogiendo el bus! Lugo es muy bonito. Hay muchas cosas que ver pero también hay que entenderlas. Fui a ver el parque Rosalía de Castro y me gustó mucho. Solo vine alguna vez de excursión o cuando era representante y vendía productos de confitería hace casi 50 años", comenta Isabel Luisa Cabrera.

Isabel Luisa Cabrera Ramos: "Me hizo ilusión venir a Lugo porque es una capital. Lo peor es que nos cuesta subir la pendiente para ir hasta el centro"

La estancia y el alojamiento de Xuntos polo Nadal resulta gratuita para aquellos pensionistas de más de 60 años que vivan solos y ganen menos de 537 euros al mes. Los mayores que superen esta pensión solo pagan una cantidad simbólica: 50 euros. El precio incluye también el viaje desde los lugares de origen de cada uno de los participantes a la residencia y el regreso una vez finalizada la estancia.

El programa se desarrolla desde el 23 de diciembre hasta el 7 de enero e incluye —además de las fiestas de Nochebuena, Nochevieja y Reyes— excursiones y distintas actividades. Por ejemplo, recibieron ya nociones de cómo usar el móvil y tuvieron juegos de memoria, clases de fotografía y talleres de sombras. Por las tardes, se contemplan salidas. La del viernes fue al belén de Begonte, pero también se contempla una vuelta por el paseo del Miño y una visita al Museo Provincial, además de varias sesiones de cine en la propia residencia Lug II.

Esther Díaz Ferreiro: "A cea da Noiteboa estivo ben aínda que o baile non foi con orquestra, como noutros sitios, senón cun tocadiscos"

Zaida Montero Suárez está haciendo prácticas como monitora de tiempo libre. Es la primera vez que trabaja con mayores. Antes, lo había hecho con jóvenes. "Una de las actividades que más les gusta es el taller de teléfonos móviles y, aunque resulte sorprendente, comprobé que la mayoría tiene bastante soltura con el Whatsapp. Los temas que más les interesan son, sobre todo, el uso de la cámara de fotos y de vídeo. También les gusta mucho acceder a Youtube. Otra cosa que les importa mucho es que el móvil sea lo más accesible posible. Por eso les ponemos iconos de acceso a las aplicaciones que más usan en la pantalla principal y les configuramos los teléfonos para ponerles la letra más grande, darle más volumen al sonido del terminal o para que la batería les dure más", explica.

Sin embargo, la actividad que más adeptos tiene es la que hacen todas las noches después de la cena: el baile. "Es lo que más les gusta. Ponemos música y ellos nos enseñan a bailar a nosotros, los monitores. El otro día nos estuvieron enseñando el tango", afirma Zaida Montero.

José Manuel Sánchez: "Paseo por Lugo, xogo a partida con outros e vexo a televisión. Pásoo ben aquí e, polo menos, non estou só"

Los mayores están encantados con el trato de los monitores. "Son moi bos chavales, moi educados. Se non fose así, non viña", dice Esther Díaz Ferreiro, de Abadín y de 87 años, que ya estuvo en Panxón y O Carballiño. De la pasada Nochebuena, destaca la cena —con langostinos— y el baile "aínda que non foi con orquestra, como noutros sitios, senón cun tocadiscos", dice.

José Manuel Sánchez, de 78 años, es de Manxar, Samos, donde vive solo. "Estou ao meu aire pero sempre só: mañá, tarde e noite. O meu fillo vive en Lugo e na aldea hai pouca xente", dice.

Esta es la primera vez que participa en el programa y está contento. "Paseo por Lugo, xogo a partida e vexo a tele. Pásoo ben aquí e, polo menos, non estou só", afirma.

La ocasión de ver volar un dron 
Los mayores que vinieron a pasar las Navidades al Lug II tuvieron ocasión este domingo de ver algo único: una demostración sobre sus cabezas de cómo vuela un dron. 

295 
Son las plazas que ofreció este año la Xunta para el programa Xuntos polo Nadal en toda Galicia —35 más que el año pasado—, de las que 50 fueron para la residencia lucense Lug II. En la selección de los participantes se da preferencia a los de más edad, a los que no participasen en ediciones anteriores y a los que tengan menos ingresos.

Unas Navidades sin soledad en Lugo
Comentarios