viernes. 03.12.2021 |
El tiempo
viernes. 03.12.2021
El tiempo

Una vecina de Lugo acusada de 150 robos dice que las joyas eran "regalos" de sus amantes

Ella y su pareja, ambos colombianos residentes en Lugo, se enfrentan a 6 años de cárcel en un juicio que se celebra en Santander

Una pareja colombiana residente en Lugo y acusada de cometer más de 150 robos en viviendas del norte de España ha negado este miércoles los hechos en la Audiencia de Cantabria, donde la mujer ha asegurado que las joyas incautadas por la Policía durante la investigación procedían de "regalos" de los "amigos" con los que mantenía relaciones, o bien porque eran sus amantes o bien porque eran sus clientes cuando ejercía la prostitución.

La Audiencia Provincial de Cantabria ha acogido este miércoles el juicio por estos hechos, en el que figuran como acusados ML.B.U y FA.P.V., que eran pareja, a los que se les considera autores de un delito continuado de robo con fuerza, y BE.A.B, la hija de ML.B.U. a la que se le imputa un delito de receptación de los objetos robados, entre ellos joyas y objetos de valor. A los tres, la Fiscalía les imputa además el delito de pertenencia a grupo criminal.

La Fiscalía pide 6 años para cada uno de los miembros de la pareja y 3 para la restante acusada, que ha reconocido que "en dos o tres" ocasiones fue, por encargo de su madre, ML.B.U. a vender algunas joyas a establecimientos de compra venta de oro de Lugo, lugar donde residían los tres acusados.

En el juicio contra ellos por seis robos en viviendas de Santander, el hombre y la mujer han asegurado que nunca han estado juntos en la capital cántabra, aunque un testigo les ha situado en esta ciudad el día de uno de los robos, en las inmediaciones de una de las casas asaltadas.

La pareja ha explicado que cuando se cometieron los robos, entre 2013 y 2014, mantenía una relación en Lugo, donde vivía en dos casas contiguas, que eran propiedad del hombre con el que ella llevaba conviviendo 15 años.

En sus declaraciones, ninguno de los dos recordaba haber tenido relación con los paquetes incautados por la Policía antes de ser enviados a Colombia con objetos robados, uno de ellos localizado en la vivienda de la mujer, aunque ella ha asegurado que procedía de la casa del acusado.

La mujer, en prisión provisional desde mayo de 2014, sí que ha reconocido haber vendido joyas, aunque ha alegado que eran "regalos" de los hombres con los que mantenía relaciones, que le "pagaban con dinero o con joyas" , entre ellos, un joyero de Lugo.

"A mí si me hacen un regalo, lo recibo. No pregunto de dónde viene", ha afirmadado la acusada, que, según ella misma ha relatado se hizo pareja de hecho de FA.P.V. --el otro acusado-- pese a que, a la vez, seguía la relación que mantenía desde hace 15 años con otro hombre, que era con el que vivía. También ha reconocido haber trabajado "clandestinamente" y en ocasiones en la prostitución y ha señalado que algunas de las joyas que le encontraron eran el pago de alguno de sus "amigos" por su compañía.

La hija ha asegurado desconocer el origen de las joyas que vendía "tal cual" se las entregaban y "sin preguntar su procedencia", mientras que el hombre, en la cárcel desde que fue extraditado voluntariamente de Colombia en noviembre de 2014, ha negado cualquier relación con esas ventas.

Sin embargo, los investigadores han explicado que la señal de los teléfonos móviles de los acusados les sitúa en los alrededores de los robos, no solo en Santander, sino en otras ciudades del norte de España. En total, se les relaciona con 164 robos, la mayoría de ellos con el modus operandi de reventar las cerraduras de las viviendas, de las sustraían objetos de valor.

Una vecina de Lugo acusada de 150 robos dice que las joyas eran...
Comentarios