jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Otro accidente en la Ronda do Carme acaba con un vehículo destrozado

Vehículos implicados en la colisión en la Ronda do Carme de Lugo. SEBAS SENANDE
Vehículos implicados en la colisión en la Ronda do Carme de Lugo. SEBAS SENANDE
La conductora del auto siniestrado acababa de estacionarlo en un sitio donde hubo más accidentes como este

La Ronda do Carme fue escenario este lunes de otro espectacular accidente de tráfico en el que un coche se empotró contra otro vehículo aparcado y este, a su vez, colisionó con el que tenía delante debido al impacto. Tras el siniestro, la calle permaneció cortada al tráfico durante hora y media.

Los hechos ocurrieron sobre las cuatro menos cuarto de la tarde. Pese a que el vehículo que recibió el golpe, en primer lugar, quedó prácticamente siniestro total -según confirmó su propietario- no hubo víctimas ni tampoco heridos de consideración. Tan solo el conductor del coche que se salió de la calzada -un Renault Clío- sufrió una pequeña herida en una mano, según manifestó el propietario del vehículo siniestrado. "Quizás la herida se la haya hecho al saltarle el airbag, aunque él dice que no iba muy rápido", afirmó el dueño del coche que recibió el golpe.

La casualidad quiso que el accidente no tuviese consecuencias mayores dado que solo un minuto antes el coche siniestrado había sido aparcado por su dueña, que todavía caminaba por el bulevar de la ronda cuando, de repente, oyó un fuerte golpe, se giró y vio cómo otro coche se había empotrado contra el suyo destrozándolo. Si llega a estar ella todavía dentro o alrededor del vehículo, podría haber ocurrido una desgracia.

"Mi mujer aparcó en la Ronda do Carme, cerca del Pabellón, cruzó la calle y cuando entraba en el bulevar, se giró y vio que nos habían reventado el coche. Otro vehículo había embestido el nuestro sin frenar. Al parecer, según el conductor, por despiste puesto que decía que iba mirando para otro lado", comenta el marido de la dueña del vehículo aparcado.

El coche -un Seat Ibiza rojo- quedó prácticamente destrozado. De hecho, sus propietarios calculan que puede ser declarado siniestro total. Debido a la fuerza del golpe, el Seat Ibiza fue desplazado hacia la acera y también hacia delante impactando, por rebote, en el coche que lo precedía, causándole daños en la defensa.

SEGURIDAD. Los dueños del vehículo siniestrado no es la primera vez que sufren un accidente en ese mismo sitio con el coche aparcado. Hace unos dos años, otro coche de la pareja recibió el golpe de un disco de un semáforo sobre el que, previamente, había impactado otro vehículo.

"Esta es una zona conflictiva. En toda la Ronda do Carme hay, cada pocos metros, pasos de cebra y bandas rugosas. Sin embargo, unos 500 metros antes de llegar al semáforo de la intersección con la rúa Santiago no hay nada y por aquí nadie va a 50 kilómetros por hora. Todos van a 80 como mínimo dado que vienen de la Ronda de Fingoi, una calle con dos carriles y, de repente, entran en la Ronda do Carme, lanzados y donde solo hay un doble carril que acaba en uno. Nuestro coche estaba todavía a 50 metros de ese carril único pero si hubiese una banda rugosa quizás el otro vehículo hubiese frenado", explica el dueño del vehículo siniestrado.

Los vecinos también piden pasos de cebra en esa zona con el fin de proteger la seguridad de los peatones, que corren el mismo riesgo que los coches aparcados.

Otro accidente en la Ronda do Carme acaba con un vehículo destrozado