lunes. 24.01.2022 |
El tiempo
lunes. 24.01.2022
El tiempo

Una calle a dos velocidades

Las dos caras de la Rúa Pedáneo Xoán Diego, en As Gándaras. A.C.
Las dos caras de la Rúa Pedáneo Xoán Diego, en As Gándaras. A.C.

Xoán Diego está mitad bien asfaltada, mitad llena de baches. Los dueños de 160 pisos de As Gándaras piden que funcionen su alumbrado y el de Camiño de Herrero, instalado hace 5 años

Un tramo de la Rúa Pédáneo Xoán Diego quedó anclado en el tiempo. El otro no. Unos 200 metros de esta calle del barrio de As Gándaras, los más próximos a Alexandre Bóveda, tienen doble carril señalizado, pasos de peatones, aceras y plazas de aparcamiento y están bien asfaltados.

La realidad cambia en los 300 metros restantes. Es como si se atravesase un túnel del tiempo. La calle se estrecha de repente, las aceras desaparecen y la irregular calzada está plagada de baches, que los conductores tratan de sortear sin éxito. La señalización horizontal brilla por su ausencia.

Lo curioso es que esas dos velocidades se reproducen. Si la marcha continúa hacia Albeiros, a la calle que toma el relevo de la cara fea de Pédáneo Xoán Diego, Granxa de Albeiros, le sobran socavones y le faltan aceras.

Si se va en dirección a la Calzada das Gándaras, la vía contigua a la cara amable de Pédáneo Xoán Diego, Camiño de Herrero, está bien asfaltada e incluso dispone de bancos para que los transeúntes puedan descansar, tras un paseo por esta calle, encajonada entre el río Rato y la vía del tren.

VIENE LA LUZ. Camiño de Herrero y la cara amable de Pédáneo Xoán Diego comparten una veintena de farolas, que llevan sin funcionar desde que fueron instaladas hace cinco años. Los propietarios de unas 160 viviendas de As Gándaras le han solicitado al Concello de Lugo que encienda por fin ese alumbrado público.

El gobierno local aclaró este jueves que ese servicio estará en funcionamiento en "un par de meses", una vez que reciba la obra de la calle, cuya pavimentación y alumbrado fueron financiados por la Diputación Provincial.

Operarios municipales revisarán cómo se encuentran esos puntos de luz para activarlos de forma "inminente" porque ya existe un acuerdo con una compañía para el suministro. Además, el gobierno local se compromete a asumir la repavimentación y la reposición de mobiliario urbano si se detecta algún problema.

Una calle a dos velocidades
Comentarios