Un técnico municipal avisa del riesgo de derrumbe de una casa de la Ronda

El gobierno local dice que estudia otras medidas para obligar a los propietarios a arreglar el edificio, que suma 8 multas
El edificio número 48 de la Ronda está cubierto por una malla rota
photo_camera El edificio número 48 de la Ronda está cubierto por una malla rota

Un técnico municipal advirtió al gobierno local del riesgo de derrumbes en el edificio número 48 de la Ronda da Muralla, un inmueble sobre el que pesan ya ocho multas coercitivas, por importe de 35.000 euros, a pesar de lo cual los propietarios siguen sin acometer las obras de arreglo a las que obligaban las distintas órdenes de ejecución remitidas por el servicio de urbanismo del Concello.

El edil de Lugonovo Iñaki García trasladó este viernes un ruego al gobierno a través de la comisión de desarrollo sostenible en el que planteaba la necesidad de tomar medidas para tratar de evitar los riesgos de este edificio y fue en esta reunión donde se dio a conocer la advertencia del técnico sobre la posibilidad de que se produzcan derrumbes que puedan poner en peligro a los peatones. El gobierno local recordó que el pasado mes, a raíz de la imposición de la octava multa a los propietarios de este inmueble, ya había manifestado su voluntad de iniciar el embargo del edificio, en caso de que no se hiciesen cargo de los arreglos, o de proceder a una ejecución subsidiaria de los trabajos. Sin embargo, aunque a día de hoy no se conoce ningún tipo de medida en esa línea, el ejecutivo aseguró que está estudiando el procedimiento a seguir.

Por su parte, Iñaki García explicó que el número 48 de la Ronda es un "caso paradigmático de moitos edificios que, ademais de dar unha imaxe pésima da cidade, presentan un risco para os viandantes polo seu mal estado de conservación". También se lamentó de que a pesar de las multas impuestas, los propietarios no se hacen cargo de los arreglos, "o cal, supón un prexuízo tremendo para o Concello".

Los dueños del edificio lo único que hicieron para tratar de evitar el riesgo de desprendimientos fue colocar un malla hace años, que se rompió con el paso del tiempo y que el Concello tampoco puede reponer porque se trata de una propiedad privada. De momento, la única medida que se baraja es el vallado de la acera para evitar el paso de peatones en tanto no se acometen las obras de arreglo.

Esta casa de la Ronda no es el único edificio del a ciudad que acumula varias multas por incumplir órdenes de ejecución, ya que el servicio de urbanismo tiene localizados otros 14 inmuebles donde se han tenido que imponer un total de 41 sanciones, a pesar de lo cual la mayoría de los propietarios no han iniciado las reparaciones.

GRÚA DE O GARAÑÓN. Otro de los temas que centró la comisión fue la retirada de la grúa de la obra de O Garañón, después de que Lugonovo preguntase por el estado del procedimiento de desmontaje. El gobierno respondió que se compromete a su retirada antes de que finalice el mes en curso.

Comentarios