Viernes. 15.12.2017 |
El tiempo
Viernes. 15.12.2017
El tiempo

Un okupa provocó el fuego que destruyó una casa en la Rúa Serra Gañidoira

Interior del edificio incendiado
Interior del edificio incendiado
Esta vivienda deshabitada, a la que accedieron por la huerta que se encuentra en la parte de atrás, tenía cortado el suministro eléctrico

La mano de un okupa parece que está detrás del fuego que en la noche del pasado jueves calcinó un inmueble deshabitado de la Rúa Serra Gañidoira, calle en la que hace tres semanas también fue pasto de las llamas otra vivienda que estaba vacía.

Las pesquisas policiales apuntan a que este último incendio "pudo ser intencionado", según se informó. La casa, que consta de planta baja y primera, llevaba varios años con el suministro eléctrico dado de baja. Su estructura de madera aceleró la propagación del fuego.

El incendio se declaró alrededor de las diez y media de la noche del jueves en la primera planta del edificio, en la que no había muebles. Los enseres que aún conservaban sus propietarios estaban almacenados en el bajo. Hay varios indicios que evidencian que esta casa, que llevaba más de 15 años deshabitada, estaba siendo utilizada por okupas. La malla del muro perimetral que cierra la finca de atrás estaba levantada en un extremo. También estaba reventada la puerta metálica de la parte posterior. En la huerta se hallaron huellas de pisadas. Además, se encontró pienso para perros.


La propietaria dela casa calcinada, que preside la asociación vecinal, urge medidas para que no haya más fuegos intencionados


Un equipo de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía acudió este viernes al inmueble para tomar huellas y localizar el foco del incendio con el fin de aclarar cómo se originó. También regresó una dotación de los bomberos para comprobar que no quedaban rescoldos que pudiesen reavivar el fuego. Por la noche ya permaneció un retén de guardia del servicio de extinción durante un par de horas, tras sofocar las llamas.

El aspecto que presentaba ayer este inmueble que está a pocos metros del viejo hospital Xeral era desolador. La cubierta y la primera planta, cuya estructura era de madera, estaban derruidas. La escalera que comunicaba las dos alturas casi quedó reducida a cenizas. La casa está acordonada para evitar cualquier riesgo a los peatones debido a desprendimientos. En los próximos días acudirá un arquitecto del Concello de Lugo para valorar el estado ruinoso que presenta el inmueble.

URGE MEDIDAS. "Hay que hacer algo. Esto no puede seguir así. Hay más casas cerradas en la zona y a ver cuál puede ser la siguiente. Dentro de X tiempo arderá otra", aseguró  la presidenta de la Asociación de Vecinos y Comerciantes del barrio de A Residencia, Cecilia Vázquez, que le ha tocado de lleno este caso porque, junto a su hermano, es la propietaria de este inmueble, heredado de sus padres.

Esta directiva vecinal se ha puesto en alerta porque hace tres semanas, el pasado 27 de marzo, ardió a primera hora de la mañana otra casa que llevaba años deshabitada, que se encuentra a apenas 50 metros de la suya. Tampoco tenía suministro eléctrico. El vecindario sospecha que ese fuego también fue intencionado. "Es inaudito. Ardió otra casa hace poco. Aquí hay mal ambiente. A veces da miedo pasar por la calle de noche. Este barrio se degradó socialmente. Está decrépito. Los políticos no están haciendo nada", afirmó Cecilia Vázquez, que hasta ahora no tenía constancia de que el allanamiento de viviendas vacías fuese uno de los principales problemas de A Residencia. Este de Serra Gañidoira fue el segundo incendio en menos de 36 horas que se registró en la capital lucense en una vivienda okupada.

El otro tuvo lugar el pasado miércoles a media mañana en la Rúa Yáñez Rebolo. Entonces la hipótesis que cobraba más fuerza como origen de las llamas era que fue por un cortociruito.

Un okupa provocó el fuego que destruyó una casa en la Rúa Serra...
Comentarios