domingo. 24.01.2021 |
El tiempo
domingo. 24.01.2021
El tiempo

Un menor atracado identifica a su agresor a través de unas fotos que vio en las redes sociales

El acusado y otro chico, al que no llegó a reconocer, lo abordaron en A Piringalla y le robaron el móvil con gran violencia. El juez le impuso un año de internamiento en régimen semiabierto

Las redes sociales, y más concretamente las fotografías que cuelgan los usuarios, le jugaron una mala pasada a un menor lucense que participó en el atraco a otro para robarle el móvil. La víctima -que al parecer fue elegida al azar- no conocía de nada a sus asaltantes, pero un mes más tarde identificó a uno de ellos en varias imágenes de internet y no dudó en denunciarlo.

El agresor, que el momento del suceso tenía 17 años, acabó rindiendo cuentas en el juzgado de menores, que lo consideró autor de un delito de robo con violencia, una falta de maltrato de obra y otra de daños. El juez le impuso una medida de internamiento en régimen semiabierto por un periodo de un año: cinco meses de internamiento propiamente dicho y los siete restantes de libertad vigilada.

Tal y como se recoge en la sentencia, los hechos sucedieron sobre las diez menos cuarto de la noche del 29 de julio de 2014, cuando el acusado y otro joven, que no fue identificado en este caso, se encontraban por la zona de A Piringalla.

En un momento dado, al llegar a la confluencia de las calles Flor de Malva y Gallego Tato, los dos chicos asaltaron a otro menor que caminaba solo con la intención de arrabatarle el móvil. El acusado agarró con fuerza a la víctima y su compinche le dio dos bofetadas. Además, le quitó las gafas, las tiró al suelo y se las pisó. Acto seguido le robaron el teléfono -un Samsung Galaxy S5360- y se dieron a la fuga.

Tras el suceso, la víctima localizó a uno de los asaltantes -concretamente el que lo agarró- a través de unas fotos colgadas en las redes sociales. El joven imprimió una de las imágenes y acudió con ella a la comisaría de la Policía Nacional. Durante la vista oral, la víctima volvió a identificar al acusado «sin ninguna duda» como uno de los autores del atraco.

RECURSO. Tras conocer la sentencia condenatoria, la letrada de la defensa presentó un recurso ante la Audiencia Provincial de Lugo, que acaba de confirmar el fallo dictado por del juzgado de Menores.

La Sala lucense considera que hay pruebas suficientes para entender que el acusado fue uno de los autores del robo.

Además, explica que no puede ser considerado cómplice -tal y como planteaba su defensa en el caso de que lo condenaran-, ya que los dos asaltantes «colaboraron activamente y en igualdad de plano para lograr apoderarse del móvil del denunciante». La Audiencia concluye que cada uno de los jóvenes «tenía encomendado un rol» para llevar a cabo el robo, por lo que es indistinto quien sujetara a la víctima y quien le arrebatara el teléfono.

Tal y como se recoge en la sentencia, al acusado ya le habían impuesto una medida de diez meses de asistencia a un centro de día por otro robo con violencia. El joven cumplió la condena y actualmente ni estudia ni tiene trabajo.

En el transcurso del procedimiento, su madre aseguró que el comportamiento del chico en el domicilio familiar es «muy bueno» y que además «sale poco y nunca de noche».

El joven ya había sido condenado por otro robo, pero su madre dice que su comportamiento en casa es «muy bueno» y «sale poco».

Un menor atracado identifica a su agresor a través de unas fotos...
Comentarios