Acepta un año de trabajos por apalear a una pareja tras reñir por unos perros

Un hombre armado con una escopeta siembra el pánico en un burdel

Entró con el arma en la mano y gritó: "Este local es mío y aquí mando yo". Una camarera logró alertar a la Policía y lo detuvieron
El club en el que tuvo lugar el altercado, en la carretera de Meira
photo_camera El club en el que tuvo lugar el altercado, en la carretera de Meira

Un hombre armado con una escopeta sembró el pánico durante la madrugada de este lunes en el interior de un burdel del municipio de Lugo, sito en la zona de Rozas, el Luxor. El suceso se saldó sin graves consecuencias gracias a que una de las camareras del establecimiento pudo avisar a la Policía Nacional, que acudió con rapidez y detuvo al hombre. Según relataron varios trabajadores y clientes que presenciaron la escena, el detenido entró en el club -ubicado en la carretera de Meira, la Nacional 634- sobre la una y media de la madrugada del lunes.

El hombre llegó al local con la escopeta en la mano y se acercó a la barra. Acto seguido, dejó el arma encima del mostrador y comenzó a gritar: "Este local es mío y aquí mando yo". Esta actitud desató el pánico entre las personas que se encontraban en el interior del burdel, ya que el hombre no se separaba ni un momento de la escopeta y temían que pudiera llegar a dispararla contra ellos.

Tras unos minutos, el hombre salió del establecimiento sin mediar palabra, guardó el arma en su vehículo y volvió a entrar. Una de las camareras aprovechó esos minutos para llamar a la Policía Nacional y solicitar ayuda. Cuando llegó la patrulla, el hombre estaba dentro del local y los policías le pidieron el DNI para identificarlo. Además, lo cachearon allí mismo y comprobaron que llevaba encima tres cartuchos del calibre 12,70.

Los agentes realizaron también un minucioso registro en el vehículo de esta persona y localizaron la escopeta -que se encontraba en perfecto estado de funcionamiento-, así como otros tres cartuchos y un cuchillo de madera con una hoja de 17 centímetros de longitud.

DELITOS. La Policía Nacional comprobó que el hombre no disponía de licencia de armas, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas y de otro delito de amenazas.

El arrestado es un varón de 47 años de edad. Es natural de Madrid pero tiene su domicilio en la zona de Rozas, cerca del club en el que protagonizó el altercado.

Tras detener a este individuo, los agentes abrieron una investigación para determinar las causas del suceso y para comprobar si la escopeta es de su propiedad o se encuentra a nombre de otra persona.

Comentarios