Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Un gamo herido movilizó a lucenses, pero la burocracia atascó su rescate

El gamo herido, este lunes en la reserva del Rato
El gamo herido, este lunes en la reserva del Rato
El animal permanecía este lunes en el Rato y usuarios del parque reclamaron una ayuda para el animal que no llegó hasta la noche, cuando intervino la Diputación al descartar actuar O Veral

La presencia de un gamo herido conmovió ayer a lucenses que paseaban por el Rato, algunos de los cuales iniciaron una pelea por el rescate del animal. Fue una batalla que, por momentos, parecía perdida y que evidenció hasta que punto la burocracia puede hacer ineficaz cualquier servicio público.

Al final, el animal recibió asistencia al filo de las once de la noche, después de que la Diputación decidiera intervenir directamente. Durante la tarde hubo un casi constante ir y venir de empleados de servicios públicos sin que se llegara a producir ninguna intervención para ayudar al animal, según testigos.

El primer aviso se dio por la tarde a la Policía Local, que recurrió, como es habitual en Lugo, a la Protectora de Animales. Esta entidad entendió que debía intervenir el servicio de la naturaleza de O Veral, al tratarse de un animal salvaje. Pero los técnicos de O Veral, según una testigo, descartaron actuar una vez llegados a la zona porque el animal estaba en terrenos que pertenecen a la Diputación.

Amparito, una iguana de cuatro años, encontró un hogar en Oviedo gracias a los donativos de los visitantes de Marcelle

Por la noche, la Diputación volvió a requerir la intervención de O Veral, al entender que era el servicio de animales salvajes el que debía actuar. Pero el freno burocrático se volvió a poner por medio. Al final, el organismo provincial recurrió anoche a un veterinario de la granja Gayoso Castro, que se disponía a intentar ayudar al animal ya muy entrada la noche, ante el riesgo de que el gamo muriera. No se descartaba incluso tener que recurrir al hospital Rof Codina.

En medio de tanto ir y venir burocrático, el animal permanecía tendido y sin poder caminar, muy próximo de la alambrada que cierra los terrenos de O Rato.

IGUANA

Por otra parte, los visitantes del parque zoológico de Marcelle lograron, con sus donativos, rescatar a una iguana adulta de Ourense, que fue reubicada en Oviedo.

Amparito, que así se llama la iguana, tiene cuatro años y mide cerca de dos metros de longitud. Finalmente, el reptil logró hacerse con el hogar definitivo gracias a la solidaridad de los visitantes de Marcelle.

Un gamo herido movilizó a lucenses, pero la burocracia atascó su...
Comentarios