Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Un cole rural a diez minutos de la muralla

Un espacio del aula de la asociación Nenea
Un espacio del aula de la asociación Nenea
Siete niños asisten a diario a la escuela de la asociación Nenea en San Xoán do Alto. El centro sigue el plan de educación infantil, pero en contacto con la naturaleza y el arte

Educar en pleno contacto con la naturaleza y el arte a niños de entre 2 y 6 años que viven pleno casco urbano de Lugo es el objetivo de un centro escolar que inició este curso su andadura en la antigua escuela rural de San Xoán do Alto de la mano de la asociación Nenea. "Estamos a dez minutos en coche do centro e as familias ven que aquí os nenos poden aprender dun xeito diferente, porque todos os días facemos unha actividade fóra", asegura Bibiana Marful. Esta pedagoga es una de las impulsoras de un proyecto que sigue el modelo de las escuelas bosque de Holanda y Reino Unido, y que cuenta con el apoyo del Concello, que les facilitó el local y arregló las instalaciones para que el centro comenzase a funcionar.

"Nenea, que é unha asociación sen ánimo de lucro, presentounos o proxecto e buscamos un local que puidese servir de aula. Vimos que a escola de San Xoán do Alto apenas se estaba a usar e, dacordo cos vecinos, decidimos cedela para crear esta escola da natureza", recuerda el concejal de la zona rural, Miguel Fernández, quien añade que el Concello financió las obras de acondicionamiento del local, mientras que Nenea puso el material necesario para el centro.

Por su parte, Bibiana Marful explica que el proyecto de escuela de la naturaleza echó a andar hace unos meses con siete niños, que acuden a diario de 9.00 a 15.00 horas, aunque aclara que hay 22 familias asociadas que también participan en otras actividades que se organizan en colaboración con otras entidades o durante el fin de semana. Así, indica que tras abonar una cuota de entrada, los socios pueden optar por convertirse en Familias Nenea y pagar 250 euros al mes, lo que da derecho a escolarizar a sus hijos en el centro de San Xoán do Alto, o ser Amigos Nenea, pagando una pequeña cuota para poder asistir a cursos, talleres o charlas, así como a actividades que desarrollan durante las vacaciones escolares de Navidad o Semana Santa.

Bibiana explica que los padres pueden elegir este tipo de formación alternativa para sus hijos porque la educación infantil no es obligatoria, aunque señala que en Nenea cumplen los objetivos del currículo oficial de la Xunta para que los niños salgan igual de preparados cuando inicien la etapa de primaria. «Eles teñen que escribir e ler, pero van facendoo en base aos intereses deles, porque a aprendizaxe sempre se produce disfrutando», explica esta pedagoga, que trabaja a diario con los niños junto con sus compañeras Zaika Álvarez Socorro y Coral López Vázquez.

Además, los pequeños del centro cuentan con un compañero especial, Lúa, un perro que forma parte de un programa de educación con animales que desarrollan en colaboración con la USC.

Más información sobre este proyecto en la web de Nenea o en el teléfono 615 392 929

Un cole rural a diez minutos de la muralla
Comentarios