jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

DOHA, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

Un biógrafo lucense estará en los Juegos de Río 2016

Fran Pena, en el parque Rosalía de Castro, antes de partir hacia Río
Fran Pena, en el parque Rosalía de Castro, antes de partir hacia Río
Fran Pena estará en los Juegos Olímpicos realizando biografías de diversos atletas para la empresa holandesa Infostrada. El año pasado ya desempeñó la misma labor en los campeonatos del mundo de atletismo paralímpico

Francisco Pena, natural de Lugo, es un apasionado del deporte. Su vida profesional gira en torno a él. Gestiona una página web de resultados y reconoce que es de los que trasnochaban para ver los JJ.OO. cuando se disputaban en países ubicados en el otro lado del globo terráqueo. Ahora podrá cumplir un sueño: vivir en primera persona los Juegos de Río de Janeiro.

Fran estará en la ciudad brasileña durante un mes, trabajando como biógrafo para la empresa neerlandesa Infostrada. "Nuestro objetivo es realizar las biografías de todos los atletas que compiten en Río. Esas son las biografías que después va a utilizar el Comité Olímpico Internacional, bien para ponerlas en la web o bien para dárselas a los periodistas que cubren la información de los JJ.OO.", explica. Su labor, por tanto, requiere un prolijo trabajo de investigación. Sobre los deportistas más conocidos, dicha información es fácilmente accesible a través de Internet, pero en los Juegos Olímpicos también hay participantes mediáticamente desconocidos. Ahí radica la importancia del trabajo de campo que se llevará a cabo en Río. "Nosotros nos centramos en los atletas de los que tenemos menos información; ir a Brasil es casi nuestra única opción para llegar hasta ellos", cuenta Fran Pena.

Biografías

Fran es uno de los empleados enviados a Río para completar los perfiles de los atletas

Este lucense lleva un año y medio trabajando para Infostrada, donde afirma que entró "un poco de casualidad". Un día, investigando por Internet, se encontró con el proyecto de la empresa holandesa. "Me puse en contacto con ellos y les envié mi currículum. Yo ya había estado en algunos campeonatos, como voluntario, sabía idiomas y me gustaba el deporte", explica. Le hicieron una prueba, le contaron detalladamente qué querían, cómo lo querían y empezó a trabajar con ellos.

Infostrada tiene varias secciones, todas orientadas al deporte: realizan previas de los eventos, resúmenes de los mismos, seguimientos en vivo, etc. En ella trabajan centenares de analistas. En la sección de biografías, en la que está Fran, hay alrededor de 80 personas. "Es un trabajo arduo, porque son 10.500 atletas. Todas las biografías se redactan y se comprueban. Cualquier dato que haya en la biografía debe tener su fuente. Es un trabajo que lleva su tiempo". Durante el año operan indistintamente con información sobre atletas olímpicos y paralímpicos, pero dos meses antes de que se celebren las citas, diversifican a los trabajadores.

En diciembre le comunicaron que estaba entre los posibles candidatos para ir a Río. "Poco después me lo confirmaron, y nada, lógicamente estoy muy contento", cuenta. En total, diez biógrafos de Infostrada estarán en Río. Fran explica que a él le cogieron "sobre todo por los idiomas", ya que habla cuatro, una cualidad muy valorada a la hora de seleccionar a quién enviar a realizar el trabajo de campo. Fran, además, es de los pocos hispanohablantes de Infostrada, por lo que su presencia es vital para establecer comunicación con el gran contingente de deportistas suramericanos que acuden a estos eventos.

10.500 atletas

Infostrada realiza biografías de todos los deportistas que participarán en Río 2016

No es la primera vez que Fran es destinado a un campeonato internacional. "El año pasado me mandaron a Catar, a los campeonatos mundiales paralímpicos de atletismo", cuenta, una experiencia que cataloga de "increíble". "La parte que más me gusta es la de contacto humano, la otra también me gusta, pero la de contacto humano es más entretenida porque es como una aventura cada día", explica el lucense, que todavía no sabe qué se encontrará en Río. "Aún no sabemos si tendremos acceso a todas las áreas o si habrá alguna con acceso restringido, y eso cambia bastante nuestras opciones", comenta.

Con respecto al método de trabajo, Fran cuenta que salían "a las ocho de la mañana" para intentar encontrar a la gente. "Teníamos una lista e íbamos buscándolos. Hay un cuestionario más o menos estándar, a veces se los dejábamos y otras veces les preguntábamos si lo podían cubrir en ese momento. Depende un poco de las opciones que viésemos, de si nos lo iban a devolver o no, porque muchas veces quedan en devolvértelo al día siguiente y al final nada", explica. Así, define el trato con los atletas paralímpicos como "genial", pero, por lo que le han dicho, dentro de los atletas olímpicos "hay un poco de todo", porque "está más mediatizado", aunque confía en que el ambiente en Río sea bueno. "Los que optan a medallas suelen dar más importancia a la concentración y son menos accesibles, lo que menos quieren es que les molestes y que estés ahí haciéndoles fotos", explica Fran, que no espera tener demasiados problemas, pues al entrevistar a deportistas poco mediáticos, son gente "para la que estar ahí ya es un premio".

Aunque los Juegos no arrancarán hasta el 5 de agosto, Fran aterrizó en Río el pasado viernes. En menos de dos semanas, este lucense cumplirá un sueño: formar parte de los Juegos Olímpicos.

Un biógrafo lucense estará en los Juegos de Río 2016
Comentarios