Los pros y contras de las posibles ubicaciones para la nueva comisaría de Lugo

Las alternativas de Abella y Obras Públicas cobran ventaja frente a la de O Castiñeiro
Una de las tres alternativas es una parcela municipal entre la Avenida de Breogán y la Rúa Orquídea. EP
photo_camera Una de las tres alternativas es una parcela municipal entre la Avenida de Breogán y la Rúa Orquídea. EP

De las tres alternativas de emplazamiento que tiene encima de la mesa la Dirección General de la Policía para la nueva comisaría de Lugo la parcela municipal de Abella y el antiguo edificio de Obras Públicas parece que pueden ser las finalistas en detrimento de los terrenos de O Castiñeiro. Pero no todas son ventajas, también tienen sus inconvenientes a ojos de los técnicos.

La de Abella es una parcela de propiedad municipal que se encuentra entre la Avenida de Breogán y la Rúa Orquídea, próxima a dos instalaciones educativas —el CEIP Casás y el IES Leiras Pulpeiro—, al centro comercial y al aparcamiento público que está construyendo la Xunta.

Esta es una parcela bien comunicada que no es muy extensa, por lo que habría que apostar por darle alturas. Si se quisiera ampliar la superficie hay dos fincas anexas, que son propiedad de sendos particulares, por lo que habría que adquirirlas y si no expropiarlas.

Esta es una de las opciones que le propuso la exalcaldesa Lara Méndez a la jefa de la división económica y técnica de la Policía Nacional, Luisa María Benvenuty, en la visita que esta realizó a la ciudad a mediados del pasado mes de diciembre.

La otra es una parcela en O Castiñeiro también para nueva construcción, pero esta tiene el hándicap de que se encuentra entre edificios residenciales con mucha población.

El tercer emplazamiento en discordia es el antiguo edificio de Obras Públicas, en la céntrica Ronda da Muralla con la Rúa Ourense. A su favor juega que podría ser un proceso más ágil ya que no sería necesario construir, sino rehabilitar. Pero en contra está que si se precisa realizar alguna excavación, se podrían hallar restos arqueológicos, dada su proximidad a la muralla romana, que ralentizarían las obras.

La construcción de la nueva comisaría de Lugo podría figurar en el II Plan de Infraestructuras del Ministerio del Interior. El plazo que se maneja para que esté lista es de cuatro años, dos para trámites y otros dos para las obras.

El SUP exige que el Concello haga una inspección técnica de la comisaría

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) volvió a denunciar ayer las deficiencias que presenta la comisaría de Lugo, por lo que exigió al Concello que realice una inspección técnica del edificio (Ite).

"El estado de conservación que presenta el mencionado edificio es francamente lamentable, estando anticuado y obsoleto para la realidad del siglo XXI", afirmaba el secretario general del SUP en Galicia, Roberto González.

Entre esas deficiencias cita que "no existen suficientes taquillas" para los agentes, ni una sala para entrevistarse reservadamente con víctimas de violencia de género; hay hasta seis funcionarios "hacinados en cuartos de diez metros cuadrados"; tiene "importantes barreras arquitectónicas", pues no dispone de ascensor para el acceso de personas que usan silla de ruedas, y tampoco cuenta con aparcamiento para los vehículos oficiales.