El TSXG ve ilegal el muro del Mera y la CHMS multa al dueño para que lo tire

El muro declarado ilegal.XESÚS PONTE

La justicia vuelve a pronunciarse en contra del cierre de este sendero, que se prolonga desde 2013, ya que, pese a ser dominio privado, debe garantizarse la servidumbre del paso

LUGO. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) volvió a pronunciarse en contra del cierre del sendero del Mera a la altura del Muíño do Castro, realizado por el propietario de esta construcción en 2013, primero con una valla y posteriormente con un muro de piedra. El año pasado, el Tribunal Supremo avaló la decisión de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) de no autorizar la interrupción de este camino, muy usado por vecinos de Lugo para caminar y hacer deporte, pero estaba pendiente otro contencioso relativo al muro.

En su momento, esta obra dio lugar a un expediente sancionador de la CHMS que obligaba a su retirada, decisión que el autor del cierre recurrió y que el TSXG resolvió con «sentenza desestimatoria recente», según informó el organismo de cuenca. «Aínda que non teñamos a firmeza da sentenza, este organismo de bacía xa está levando a cabo medidas para o cumprimento do acordado na resolución sancionadora mediante a imposición de multas coercitivas», indicó la CHMS, quien no precisó el número ni la cuantía de las multas impuestas al tratarse de un litigio con un particular.

El propietario del molino aspira también a lograr la titularidad de este camino, para lo que interpuso una demanda de recuperación posesoria tanto contra la Consellería de Medio Rural, en calidad de ejecutora de la senda, como contra la CHMS, por haberla autorizado.

Sobre este aspecto, la CHMS señala que el terreno por donde discurre el sendero no es de dominio público hidráulico, sino que es privado y está en zona de protección de lechos fluviales, con las servidumbres que impone la Ley de Aguas. «Para calquera actuación que quixera facer a administración nesta propiedade privada tería que expropiala», indica el organismo estatal.

El sendero fue habilitado hace años por Medio Rural, quien recientemente tuvo que levantar las pasarelas de madera que colocó en algunos tramos para dar continuidad al camino, después de que el TSXG dictaminara que fueron construidas en zona de servidumbre del río, pero sobre terrenos privados.