El TSXG cierra el caso de la perra Catalina al confirmar la absolución de sus dueños

El can se precipitó desde una ventana, pero los jueces creen que fue "accidental" y eximen de toda culpa a los dos acusados
La Policía Local le retira los animales a los dueños de la perra Catalina. EP
photo_camera La Policía Local le retira los animales a los dueños de la perra Catalina. EP

Cinco años después de que la perra Catalina se precipitase desde la ventana de un inmueble de Camiño Real –donde sus propietarios residían como okupas–, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) cierre el procedimiento al confirmar la sentencia del juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, que absolvió a los dos acusados.

La perra se precipitó al vacío el 1 de noviembre de 2017 y fue recogida por el lacero de la Sociedad de Animales y Plantas de Lugo, que la trasladó al Hospital Universitario Veterinario Rof Codina. El animal tenía dos patas rotas y fue ingresado, pero los dueños se presentaron en las instalaciones y decidieron llevárselo. Al día siguiente, el matrimonio llevó a la perra a otra veterinaria, quien les explicó que las dolencias del animal no se podían tratar en la consulta y que tenía que ser operado. Finalmente, la jueza Pilar de Lara ordenó el ingreso de la perra en el Rof Codina y dictó una orden de alejamiento contra sus dueños.

La pareja fue juzgada por un delito leve de abandono de animales y, en enero de este año, el juzgado de Instrucción 1 dictó una sentencia absolutoria. Sin embargo, la Protectora de Lugo recurrió el fallo y el TSXG revisó el caso, aunque finalmente confirmó la absolución. Los jueces consideran que la caída del can fue "accidental" y ven "falta de voluntad de los denunciados de causar o provocar daño al animal, ni siguiera por dejadez o despreocupación". Los magistrados concluyen que la pareja se llevó a la perra del Rof Codina porque "no tenían la suficiente capacidad para comprender lo que les explicaban los veterinarios".