sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

El tren en Lugo sufre casi una incidencia diaria con consecuencias para pasajeros

Tren parado en Monforte por una avería el pasado octubre. AEP
Tren parado en Monforte por una avería el pasado octubre. AEP
Del 1 de octubre al 3 de diciembre hubo 77 fallos que afectaron a los servicios ferroviarios de la provincia. Adif recuerda que tiene en marcha la adecuación integral de la vía y la escasez de trabajadores y de trenes es responsabilidad de Renfe

Los largos tiempos de recorrido, las frecuencias escasas y poco ajustadas a las necesidades de los viajeros y la dificultad que existe a menudo para encontrar plaza en los trenes de Madrid y Barcelona no son los únicos problemas a los que se enfrentan las comunicaciones ferroviarias en la provincia de Lugo. Los fallos en los servicios, que unas veces provocan esperas y otras transbordos en bus, son habituales. Según el recuento de incidencias que hizo personal del sector desde el 1 de octubre hasta el 3 de diciembre a petición de este periódico, se produjeron 77 (1 en la vía de Feve), lo que sale a una al día.

Los principales motivos de estas incidencias fueron, como es habitual, problemas en las locomotoras o las composiciones y falta de personal y por tanto responsabilidad de Renfe, aunque también son frecuentes las relacionadas con la vía, que concierne a Adif.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias afirma que, por lo que a él respecta, "el número de incidencias se sitúa en niveles similares a los de ejercicios anteriores". Las atribuye "fundamentalmente" a invasión del gálibo de la vía por vegetación, tierra o piedras, muchas veces provocada por pequeños desprendimientos relacionados con las malas condiciones meteorológicas y con la orografía. Adif recuerda que se encuentran en fase de contratación (239 millones) o redacción (237 millones) los proyectos de adecuación integral de la infraestructura y vía en todo el trayecto Lugo-Monforte-Ourense, con actuaciones ya adjudicadas como reparación de desmontes y de puentes en el tramo Monforte-Ourense.

Personal de Renfe asegura, al igual que los sindicatos, que las revisiones de los trenes se retrasan y que eso provoca más averías

El trazado y la antigüedad de la vía hacen que, en determinadas circunstancias, haya que limitar la velocidad. Por otro lado, personal de Renfe cree que el mantenimiento de la vía podría ser mejor. Y pone un ejemplo: el tren herbicida estuvo actuando recientemente en Galicia. Cumple una función fundamental para mantener a raya la vegetación y evitar riesgos de incendio, pérdida de las propiedades del balasto, problemas de drenaje..., pero es llamativo que se aplique herbicida en esta época del año.

La solución a los problemas de falta de personal y de material (locomotoras y vagones), así como de vejez de este último, parece menos encauzada. Renfe convoca ofertas públicas de empleo —este mismo año, por ejemplo— pero personal de Galicia se queja de que un número alto de los nuevos trabajadores son asignados a otras rutas del país. El pasado día 16, el tren hotel de Madrid se detuvo en San Clodio (Quiroga) porque el maquinista había agotado su tiempo de conducción. En jornada diurna son ocho horas y en nocturna, cinco.

La falta de trenes, por averías o por otras circunstancias, es otro de los motivos frecuentes de incidencias en los servicios. En las últimas semanas, muchas locomotoras y vagones están pasando las revisiones a las que están obligadas por normativa, como recuerda la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. Las Itvs deben hacerse cada 5.000 kilómetros, aunque trabajadores del sector aseguran que en ocasiones se supera esta cifra por escasez de personal en el taller. Las inspecciones se hacen en Ourense, aunque en Monforte también hay taller.

El día 16, el tren hotel de Madrid se detuvo en San Clodio (Quiroga) porque el maquinista había agotado su tiempo de conducción

MÁS AVERÍAS. El hecho de que las revisiones se hagan con menor frecuencia de la debida, como también denunció en más de una ocasión el sindicato ferroviario CGT, provoca que haya más averías, a lo que también contribuye la antigüedad de algunos trenes, especialmente los regionales. "El TRD tiene en concreto 52 años", afirma un trabajador de Renfe, que asegura que, por esta razón, es difícil encontrar piezas y los arreglos son más complicados.

A todo lo anterior se suma que hay pocas máquinas de repuesto para cuando se producen averías o los trenes tienen que ir a revisión. En otras ocasiones, esa escasez provoca que la formación de las composiciones se demore y que los viajeros sufran las consecuencias.

Os Peares | Desplazamiento de la vía 
Personal de Renfe asegura que la precariedad de la vía en Lugo es tal que en algunas zonas son frecuentes las limitaciones de velocidad, por ejemplo a 30 en Os Peares. La vía está sobre una falla y tiende a tirar hacia el río. "Se busca que la vibración de las ruedas no afecte a la estructura. Hay trenes de mercancías muy pesados". 

Oural 
El túnel (está proyectado otro en paralelo) está obsoleto y si un tren entra rápido se ahoga con los humos por falta de respiraderos.

El tren en Lugo sufre casi una incidencia diaria con consecuencias...
Comentarios