jueves. 19.05.2022 |
El tiempo
jueves. 19.05.2022
El tiempo

El tráfico en Lugo sufre un nuevo ajuste por la segunda fase de obras en la Ronda

Reajuste de tráfico en Lugo. SEBA SENANDE
Reajuste de tráfico en Lugo. SEBA SENANDE
Hubo algunas retenciones y despistes de conductores por el cambio de sentido de las calles Cidade de Viveiro, Pascual Veiga y Vilalba

El tráfico de Lugo volvió a vivir este martes un nuevo proceso de ajuste con el inicio de las obras del tramo de la Ronda que va de la Porta de Santiago a la calle Vilalba, en el que se va a ensanchar la acera, dejando un solo carril para el paso de vehículos.

Los trabajos suponen el cambio de dirección de las calles Cidade de Viveiro y Pascual Veiga, que finalmente no se activó hasta este martes. En la primera jornada de reordenación del tráfico hubo algunos momentos de confusión entre los conductores y retenciones puntuales en la zona del Parque.

El ajuste en la circulación supone la supresión de aparcamientos en Cidade de Viveiro y Pascual Veiga, y además afecta a otras vías del entorno. Así, la circulación por la calle Puro Cora se limitó a residentes y personas autorizadas, y la calle Vilalba se convirtió en bidireccional, para permitir el acceso de los residentes a los garajes.

El cambio en esa calle fue de los que más confusión generó entre los conductores, muchos de los cuales aún se muestran a veces confundidos por la reordenación reciente de la confluencia entre esa vía, Anxel López Pérez y Ramón Ferreiro.

Los cambios introducidos ahora tendrán, en principio, carácter temporal y se prolongarán durante el tiempo que duren las obras en la Ronda. El objetivo del área de movilidad es agilizar los trabajos y que se puedan ejecutar durante los meses de julio y agosto, los de menos tráfico del año en Lugo.

El teniente de alcalde, Rubén Arroxo, recordó este martes que el objetivo es ganar espacio peatonal en la Ronda. Se actúa, recordó, en un tramo en el que los coches circulaban muy pegados a la muralla y en el que en 2020 ya se cortó temporalmente un carril.

Se trata de dar un paso más hacia la humanización de la muralla, dijo Arroxo, que recordó que se trata de una zona singular del monumento, en la que confluyen los tres Patrimonios de la Humanidad que tiene la ciudad: la muralla, la catedral y el Camino Primitivo.

Ahora se opta por ampliar la acera, dejando para la circulación de vehículos un carril, pero el proyecto permitirá ir más allá en el futuro y peatonalizar completamente ese tramo de la Ronda, abundó el teniente de alcalde de Lugo. La obra en marcha en este momento conllevará ajustes en la regulación semafórica de la zona. Los coches que vayan por la Ronda tendrán prioridad y eso dará agilidad a la circulación, dijo.

La intervención entre la Porta de Santiago y la calle Vilalba es la segunda en la Ronda, donde está en marcha el proyecto para peatonalizar A Mosqueira.

El tráfico en Lugo sufre un nuevo ajuste por la segunda fase de...
Comentarios