miércoles. 15.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 15.07.2020
El tiempo

Todos a una en Lugo contra el coronavirus

Uno de los establecimientos chinos radicados en Lugo. XESÚS PONTE
Uno de los establecimientos chinos radicados en Lugo. XESÚS PONTE
La comunidad china de Lugo se suma a una campaña para reunir 40.000 euros con los que comprar mascarillas y enviarlas a su país

Lu es una joven de origen chino que lleva en Lugo solo desde el mes de septiembre, cuando llegó para cursar el master Daen (Dirección de Actividades Educativas na Natureza), que se lleva a cabo en la facultad de Formación del Profesorado.

En Navidades, voló a su país del que regresó el pasado 8 de enero, cuando todavía la epidemia del coronavirus no se había extendido tanto y no se había cobrado tantas vidas como hasta el momento. Lu no usó la mascarilla, ni tampoco su familia, que vive a 500 kilómetros de Wuhan, el foco de la epidemia. Tanto ella como sus parientes están bien. Pero, desde Lugo, colabora en una iniciativa solidaria que une a los residentes chinos gallegos con un único objetivo: recaudar 40.000 euros para la compra y el envío de mascarillas a su país.

"En aquel momento, en Navidades, allí no había nada de coronavirus y la gente hacía vida normal. De hecho, ni yo ni mi familia nos protegíamos con ninguna mascarilla pero ahora es totalmente diferente. Mi familia está metida en casa y mis padres no van a trabajar, trabajan desde casa. Ellos están bien y nosotros estamos a cinco horas en coche de Wuhan pero, por responsabilidad, no salen de casa", indica Lu.

Tres estudiantes chinos asentados en Lugo viajaron recientemente a su país, de los cuales uno todavía piensa regresar en marzo

Esta joven china no está sola en Lugo. Con ella, está otra compatriota suya, Chiao, que también viajó en Navidades a su país para visitar a su familia, al sur de China. Chiao regresó sin ningún tipo de sintomatología y hace vida normal en Lugo, como Lu.

"Ahora mismo, estamos pendientes de otro compañero de la universidad, también chino, que todavía está allá y que no regresará hasta marzo. Este chico vive en Lugo pero estudia en Santiago", explica Lu.

RESTAURANTE. Los dueños del restaurante Shanghai, ubicado en San Roque, se quedaron este año sin viajar a China durante las fiestas del Año Nuevo, que se celebran entre enero y febrero. El motivo fue el miedo al contagio del coronavirus.

"Nosotros estamos lejos de donde está el foco de la epidemia pero, por precaución, este año decidimos no ir a visitar a nuestra familia. Así no hay riesgo. Aquí no viajamos ninguno y, por lo demás, no hay posibilidad de contagio dado que los alimentos los compramos aquí: la ternera, las gambas, el pollo...", explica el gerente del negocio.

"La gente tiene miedo y piensa que se puede puede contagiar. Pero eso no es así. Nuestros productos son españoles", dicen en el restaurante Shanghai

Aunque los ingredientes sean comprados en España, el responsable del negocio reconoce que, desde que empezó a notarse el avance de la enfermedad, están percibiendo menos clientela en el local. "Hay un bajón porque la gente tiene miedo y piensa, absurdamente, que se puede contagiar. Pero eso no es así. Nuestros productos son españoles", afirman en el restaurante.

BAZARES. En los distintos bazares chinos, en cambio, no notaron un descenso de clientela debido a la epidemia del coronavirus.

"No tenemos problema. La gente sigue viniendo igual a comprar. Nosotros estamos en España y aquí apenas hay casos de momento. Este mes es un poco flojo, pero eso no tiene nada que ver con la epidemia", afirman en el bazar Shanghai, donde este año el personal tampoco viajó a China, pero no por precaución sino por "falta de tiempo".

Todos a una en Lugo contra el coronavirus
Comentarios