Un título a la experiencia

Llevan años trabajando en sus respectivas profesiones pero, sin embargo, no tienen un título oficial que registre en un papel lo que saben hacer. Esa titulación se puede conseguir en cualquier centro de FP. Se llama Certificado de Profesionalidad.
Manuel Rodríguez Digón y Fiz Fernández Fernández, en el taller de Carpintería del CIFP Politécnico. SEBAS SENANDE
photo_camera Manuel Rodríguez Digón y Fiz Fernández Fernández, en el taller de Carpintería del CIFP Politécnico. SEBAS SENANDE

Muchas veces no basta haber acumulado años de experiencia en un oficio para demostrar a los demás que se dominan unas determinadas destrezas. En cambio, si eso mismo lo certifica un papel oficial, emitido por un centro de Formación Profesional, no cabe ninguna duda de que esa persona posee, a los ojos de los demás, los conocimientos necesarios para el desempeño de un trabajo.

En eso consiste el llamado Certificado de Profesionalidad. Una titulación que se puede obtener en Lugo en los CIFP Politécnico y As Mercedes. Para ello, los interesados han de presentar una solicitud en la que consten las distintas unidades de competencias que desea acreditar de una familia profesional determinada. Si se superan, el centro emite un certificado de profesionalidad de cada una de ellas. 

"Lo que se pretende con el Certificado de Profesionalidad es que todo el mundo tenga un documento sobre su capacitación profesional. Se trata de gente que no hizo estudios y que, en cambio, domina ese trabajo. La mayoría pide certificar de tres a siete unidades de competencia pero se pueden pedir las que se quieran", explica Fiz Fernández Fernández, jefe del departamento de Acreditaciones de Competencias Profesionales del CIFP Politécnico.

El CIFP Politécnico recibió durante el curso pasado 250 peticiones de competencias para acreditar y tan solo fueron superadas 150

En este centro, se recibieron el curso pasado 250 solicitudes de unidades de competencia para acreditar, de las que solo se superaron algo más de la mitad, 150. Para este primer trimestre que acaba de empezar, hay, por ahora, 23 solicitudes, especialmente de las familias profesionales de Madera y Mueble, Servicio a la Comunidad (sobre todo, en Atención a Domicilio). Por detrás, están Sanidad (para protésico dental) y 2 de la rama de Electricidad.

Para poder echar una solicitud de acreditación de competencias profesionales es necesario haber trabajado, al menos, tres años en ese sector en los últimos quince años o haber realizado cursos formativos de 300 horas mínimo. Los solicitantes han de someterse a una entrevista con un profesor, que emitirá un informe, y después a un examen.

La obtención del Certificado de Profesionalidad da opción a convalidar módulos en distintos ciclos. "Hay mujeres, especialmente extranjeras y con años en ayuda a domicilio, que deciden acreditar sus competencias y después entran en el sistema educativo haciendo algún ciclo distancia", dice Fiz Fernández.

Ese no es el caso, de momento, de Manuel Rodríguez Digón, un carpintero de 49 años que ahora decidió acreditar sus competencias. "Meu avó xa era carpinteiro e eu empecei de rapaz. Estudei Bacharelato pero sempre me gustaron os oficios manuais e daquela non había FP da rama da carpintería. Así que empecei a traballar sen ter feito ningún ciclo e non me fixo falta tampouco", afirma.

Ahora, en cambio, se plantea tener una titulación que acredite lo que sabe hacer como carpintero. Por eso el curso pasado pidió la acreditación de cinco unidades de competencia y este nuevo curso, otras dos. 
"Interésame para presentarme a oposicións e tamén para traballar en empresas de control numérico, que piden pezas para ensamblar mobles", afirma Manuel Rodríguez.

Comentarios