martes. 17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo

A Tinería deja de ser un barrio marginal para convertirse en dormitorio

Calle de A Tinería. XESÚS PONTE
Calle de A Tinería. XESÚS PONTE
Los hosteleros de la zona dicen que la mayoría de los vecinos hacen poca vida en esas calles y que la zona revive por la noche

En A Tinería viven ajenos a la gentrificación que afecta a los cascos históricos de las grandes ciudades. El antiguo barrio chino no sufre una avalancha de visitantes y sus viviendas -varias de ellas vacías- están fuera de la burbuja del alquiler que, en otros sitios, está restando autenticidad en aras de la presión turística.

En esta zona del centro, los pocos empresarios que montaron su negocio se quejan de que no hay movimiento en las calles por el día y el barrio solo tiene vida de noche, con la decena de establecimientos de hostelería instalados en la calle Miño, reconvertida en una prolongación de los vinos.

A media tarde de un día de semana, la estampa de esta calle desde la Praza do Campo la conforman una mujer apoyada en una de las fachadas rehabilitadas por la Xunta y un hombre enfrente que le dirige la palabra. No hay más gente en los 300 metros de calle hasta la Rinconada. Ni la una ni el otro aceptan preguntas sobre el barrio. Ambos giran las espaldas y siguen con lo suyo, haciendo oídos sordos.

Allí mismo, casi al lado, está en su sala de catas Isabel Lozano Verdes, una joven emprendedora que se instaló en el barrio donde vio una oportunidad de negocio con el sector que representa: el del vino. Isabel alquiló el bajo de una casa al Ayuntamiento por 300 euros mensuales. Un precio mucho más económico que unos metros más arriba, en la Rúa Nova o la Rúa da Cruz, donde los alquileres pueden rondar los 700 u 800 euros al mes. La zona, la rehabilitación de las viviendas y la baja renta animaron a Isabel a instalarse en la calle Miño. Sin embargo, casi un año después de dar el paso, reconoce que el negocio solo se mantiene durante la noche -coincidiendo con el horario de los vinos- mientras que por el día el público que visita A Tinería es muy escaso.

"Creo na zona e, en xeral, estou contenta pero teño que recoñecer que hai un problema de falta de actividade neste barrio durante o día. Hai pouco trasiego e a xente non ten o hábito de vir aquí a comprar entre outras cousas porque esta tampouco é unha área comercial. Se non hai a que vir, a xente non vén e iso repercute en todos os negocios que estamos aquí. En cambio, cando os empresarios e veciños organizamos a festa, a xente vén e estas rúas acaban enchéndose como as do resto do casco histórico. Pode ser tamén cuestión de costume, de que non te acordes de pasar por aquí... pero o certo é que a xente non acostuma a vir", explica Isabel, que acaba de estrenarse como la nueva presidenta de la Asociación de Empresarios da Tinería.

Testimonios
José Luis Fernández, gerente del local La Misión, en A Tinería. XESÚS PONTEJosé Luis Fernández Gerente del local de hostelería La Misión
Aunque son pocos los lucenses que se acercan hasta A Tinería, sí se nota, en cambio, cada vez una mayor presencia de peregrinos que hacen la ruta del Camino Primitivo desviándose por la calle Miño. "Cada vez hai máis peregrinos. Moitos veñen ao meu local só a sacar a foto. Diñeiro non deixan moito. O outro día viñeron uns ciclistas alemáns que contrataron a unha empresa para o avituallamento".
Eliseo Iglesias Cela Exescolta de FranEliseo Iglesias Cela, de paso en A Tinería. XESÚS PONTEco, de paso por A Tinería
Eliseo Iglesias Cela —que dice haber sido escolta de Franco en la Armada— frecuenta A Tinería cuando, según dice, viene al sanatorio Ollos Grandes a consulta. Sentado en el quicio de la puerta de una casa, junto a otro hombre, afirma que en el barrio habrá, ahora mismo, "unas diez o doce chicas, la mayoría ya de una edad". En cuanto a la tarifa por servicio, ambos corroboran que las mujeres cobran "unos 20 euros".
Isabel Lozano, presidenta de empresarios de A Tinería. XESÚS PONTEIsabel Lozano Verdes Presidenta de los empresarios de A Tinería
La presidenta de la Asociación de Empresarios da Tinería afirma que el proceso de integración de este barrio va lento. "Vémonos afectados polas discrepancias políticas. A todos lles interesa a zona pero non se fai nada para dinamizala", indica Isabel Lozano. La representante de los empresarios pide que haya una mayor implicación política con participación de las distintas instituciones.
Marián Aguineche, turista en A Tinería. XESÚS PONTEMarián Aguineche Turista bilbaína, que visita la zona en su viaje a Lugo
La cámara de Marián Aguineche no deja de disparar fotos de las casas y calles de A Tinería. Ni ella ni su marido sabían que esta zona había sido un barrio chino, pese a la presencia de algunas chicas por las esquinas. Aun así, la imagen que se llevaron de Lugo fue muy buena. "Nos gustó mucho la ciudad: las casas, las callejuelas... En Bilbao, hay mucha gentrificación y especulación en el casco histórico", dice.

 

La solución a este vacío en las calles podría venir de la mano de llevar más negocios a la zona, entre ellos, restaurantes que abran a mediodía y que, según Isabel Lozano podrían revitalizar este histórico barrio. "Sería unha boa idea que houbese restaurantes bos, que tirasen da xente para aquí de forma que viñesen comer a esta zona. Hai que buscar un perfil de negocios que acheguen o resto dos lucenses á Tinería e así integrar este barrio na cidade. Isto iría en beneficio de todos: tanto dos que xa estamos aquí como dos novos que veñan e da cidade en xeral porque supoñería a recuperación total dunha zona, que é a máis antiga e bonita de Lugo e que está un pouco morta durante o día", afirma Isabel Lozano.

Pese a todo, niega que su negocio le esté dando pérdidas por estar donde está. "Podería tirar máis a tenda de viño pero a sala de catas funciona moi ben no horario nocturno, cando a xente anda polos viños", manifiesta.

Actualmente, la mayoría de los negocios del barrio están relacionados con la hostelería y abren por la noche pero en la zona también hay un taller de cerveza artesanal, un hotel, una tienda de diseño de moda y otra de vestimenta romana, un local de alquiler de bicicletas y una empresa que hace recados. Faltan por abrir todavía la tienda del Breogán, una de móviles y otra de lámparas.

Los ejes
Local en A Tinería. XESÚS PONTE
Locales La hostelería, un motor en la zona
Los locales de hostelería se están convirtiendo en un motor de A Tinería, arrastrando gente a esta zona rehabilitada del centro de Lugo. La mayoría de los clientes van en horario nocturno, aunque algunos tienen público también por la tarde.
Grúas en zonas en rehabilitación en A Tinería. XESÚS PONTE
Rehabilitación Vuelven a verse grúas
Los trabajos de rehabilitación de las casas, llevados a cabo por la Xunta, fueron un lavado de cara del antiguo barrio chino. Varias de ellas son viviendas sociales que fueron ocupadas por nuevos residentes. Ahora, la Xunta vuelve a rehabilitar otros edificios.
Una chica pasea en A Tinería. XESÚS PONTE
Prostitución Repunte, pero sin molestias
La presidenta de la Asociación de Empresarios da Tinería, Isabel Lozano Verdes, acusa un "repunte" de la prostitución en la zona. Sin embargo, afirma que estas mujeres no generan conflictividad en la zona. "Son moi discretas e, en xeral, non hai mal ambiente", afirma.

A Tinería deja de ser un barrio marginal para convertirse en...
Comentarios