viernes. 20.09.2019 |
El tiempo
viernes. 20.09.2019
El tiempo

Una tesis identifica a los pacientes con cáncer de próstata como grupo de riesgo de osteoporosis

Intervención de próstata por láser en un hospital. AEP
Intervención de próstata por láser en un hospital. AEP
El Hula ha introducido modificaciones en el protocolo del tumor no metastásico para prevenir fracturas a raíz del trabajo realizado por el médico de Familia Jonatan Miguel y dirigido por los doctores García Porrúa y De Toro

La tesis del médico de Familia Jonatan Miguel Carrera concluye que los pacientes con cáncer de próstata pueden constituir un grupo de riesgo de osteoporosis por lo que conviene examinarlos y hacerles un seguimiento para prevenir posibles fracturas. El estudio ha provocado, de hecho, que el Hula introduzca modificaciones en su protocolo con ese objetivo.

En un primer avance del trabajo de investigación, publicado como artículo en la revista Atención Primaria, ya se observaba el infradiagnóstico de la osteoporosis en hombres con tumor prostático sin metástasis: la práctica totalidad de los 83 casos estudiados tenían déficit de Vitamina D y el 30% ya habían tenido una fractura osteoporótica previa, aunque en la mayoría de casos les había pasado desapercibida. En ese momento, se diagnosticó de osteoporosis al 32,5%.

La tesis revela que, tras un seguimiento a cinco años, uno de cada cinco pacientes sufre una fractura a consecuencia de la osteoporosis. Se trata de una circunstancia que llamó mucho la atención del investigador porque "cinco años parecen muchos pero en osteoporosis es muy poco". Que el 20% de los hombres a seguimiento tuviera una fractura es especialmente relevante porque, aunque en las mujeres estas son más frecuentes, la morbimortalidad es mayor en los hombres. Es decir, la probabilidad de que fallezcan después de sufrir una fractura osteoporótica es más elevada, no tanto por la fractura en si sino por otras consecuencias de ella, como por una enfermedad tras estar encamado, por ejemplo.

Las fracturas tienen una mayor morbilidad y mortalidad en los varones, aunque son frecuentes en las mujeres

Después de conocer los resultados de la investigación, reumatólogos y urólogos del Hula celebraron una sesión formativa conjunta, en la que se decidió que el urólogo incluyera en el tratamiento de los pacientes con tumor de próstata no metastásico la suplementación de vitamina D si hubiera déficit e hiciera un cálculo del índice FRAX (una herramienta que, manejando varios factores, permite predecir la probabilidad de una fractura a diez años). En caso de que esta sea elevada, el paciente es derivado a Reumatología para recibir tratamiento para la osteoporosis y un seguimiento específico de esa enfermedad.

Ahora, además, urólogos, oncólogos radioterápicos y reumatólogos trabajarán para elaborar un protocolo sobre osteroporosis del paciente con cáncer de próstata que sí tiene metástasis, según confirmó el doctor García Porrúa, reumatólogo que junto a Francisco de Toro dirigió la tesis.

TRATAMIENTO. Una de las cuestiones que revela también el trabajo del doctor Miguel es la escasa adherencia al tratamiento de osteoporosis de ese grupo de pacientes. "Solo el 50% lo siguieron bien", apunta. En ese sentido, señala la necesidad de trabajar en estrategias que ayuden a que esos pacientes sigan mejor el tratamiento prescrito. Cree que hay varias razones que explican esa cuestión. En primer lugar, el hecho de los pacientes están primordialmente centrados en cumplir con el tratamiento del cáncer de próstata. Pero también apunta la influencia que tiene el hecho de que la osteoporosis es una enfermedad no dolorosa y que los hombres están menos sensibilizados que las mujeres de sus consecuencias.

La razón inicial por la que se eligió a pacientes con cáncer de próstata para este trabajo fue porque, a algunos de ellos, se les prescribe tratamiento de bloqueo hormonal que afecta a la densidad ósea. Sin embargo, los pacientes incluidos fueron seleccionados tras el diagnóstico y antes de recibir tratamiento alguno. A lo largo de los años, a algunos sí se les prescribió el bloqueo hormonal mientras que otros recibieron solo cirugía o combinada con radioterapia. Es decir, la osteoporosis no está directamente ligada al tratamiento del bloqueo hormonal.

Jonatan Miguel, que ejerce en el PAC de Fingoi, leyó la tesis en la facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de A Coruña y obtuvo un sobresaliente cum laude. Agradece la ayuda del servicio de Reumatología del Hula.

Vitamina D: baja durante todo el año
El trabajo revela que la hipovitaminosis D, en el caso de los pacientes lucenses estudiados, no varía a lo largo del año. Como es una vitamina que se sintetiza con el sol, en otros grupos de otros países sí se perciben mejorías en primavera y verano y la suplementación se suspende esos meses.

"La buena noticia es que se corrige muy bien con el tratamiento", explica el doctor Miguel, que apuesta por mantenerlo a los pacientes durante todo el año.

Una tesis identifica a los pacientes con cáncer de próstata como...
Comentarios