sábado. 06.03.2021 |
El tiempo
sábado. 06.03.2021
El tiempo

RECURSOS: APOYO DE LA DIPUTACIÓN

Teresa Vila, la defensora de los intocables indios

Teresa Vila, hace días en Lugo
Teresa Vila, hace días en Lugo
Junto a otras ocho personas crearon la ONG Escuela Shantidi-India, centrada en los niños y madres sin casta ► Esta lucense lleva media vida viajando a este país una o dos veces al año, por iniciativa propia, donde pasa temporadas de voluntaria

Está convencida de que en su otra vida fue india. Y algo de eso debió de quedar en ella dado que esta abogada lucense lleva casi dos décadas pasando varias temporadas al año en este país asiático y alternando media vida en Lugo con otra media vida entre Jaipur y Calcuta, que comparte con niños y madres sin casta. Es decir, los parias o intocables, a los que nadie ayuda en ese país. 

Antes de dedicarse en cuerpo y alma a la India, Teresa Vila Paz era una forofa de los viajes y del descubrimiento de otras culturas. Sin embargo, fue descubrir este país asiático y dejar de viajar a otras partes para repetir, año tras año, pasando largas temporadas, en este país del sur de Asia. "Cuando llegué allí y vi las necesidades que hay, ya no pude dejar de ir. A mí me recuerda la Galicia rural de hace 50 años, con la honradez de la gente que no tiene nada, con su gratitud, con su escala de valores tan distinta a la nuestra. Entre los chicos, allí no ves la tontería de la adolescencia de aquí, ni las hormonas. Lo que ves en ellos es toda implicación y muchas ganas de aprender. Y la gente, aunque al principio te ve reacia por ser blanca, si le das tiempo para que te conozca, luego la ganas para siempre", comenta Teresa Vila. 

La Escuela Shantidi-India quiere poner en marcha un colegio para huérfanos donde se dé español, inglés e informática

Esta lucense se inició en el voluntariado ya a los 17 años, en una asociación de deportistas de Madrid, donde estudiaba. Sin embargo, no sería hasta pasados los 30 cuando hizo su primer viaje a la India con la idea de echar una mano a la población más marginada de ese país. "Contacté con una empresa que organizaba viajes para hacer voluntariado y tuve la oportunidad de irme un mes a la India para trabajar con niños. Allí, estuve primero con una familia de Jaipur, viviendo con ellos, mientras que me preparaba para ir al campo de batalla, en medio de la nada. Esa familia pasó a ser parte de mi familia y, desde entonces, fui varias veces más como voluntaria, como turista y a dos bodas", explica Teresa. 

Para poder pagarse sus estancias y viajes en la India, Teresa retorna a Lugo y trabaja en notarías seis meses. En cuanto reúne el dinero necesario, regresa a la India. "Así fue mi vida estos años pero ahora acabamos de fundar, yo y ocho personas más, todas de Lugo, la ONG Escuela Shantidi-India para poder dar continuidad a nuestros proyectos", dice. 

Organizó un cursillo de costura para mujeres y chicas y otro de electricista, para chicos, con el fin de darles una salida laboral

En la India, Teresa Vila trabajó con mujeres y niños por su propia cuenta y también con la fundación Vicente Ferrer y, puntualmente, con algunas ONG indias. 

"Para las mujeres y las chicas, conseguimos varias máquinas de coser con las que pretendemos que aprendan a hacerse su propia ropa y a ganarse su dinero. Hicimos también un curso de electricista para chicos. Con los niños, llevamos a cabo un programa de nutrición, que queremos mantener sin las ONG indias por medio, y ahora pensamos crear una escuela para huérfanos cerca de Bangalore, donde se enseñe español, inglés e informática", afirma la promotora de Escuela Shantidi-India.

Teresa Vila, la defensora de los intocables indios
Comentarios