lunes. 06.12.2021 |
El tiempo
lunes. 06.12.2021
El tiempo

La tensión viaja en transporte público urbano en Lugo

Autobús urbano de Lugo. PEPE TEJERO
Autobús urbano de Lugo. PEPE TEJERO
Arroxo acusa a Jesús Vázquez de injurias y le recibirá para hablar del asunto pese a que la representación vecinal la tienen los partidos

"As inxurias non impedirán que reciba a Jesús Vázquez", dijo este miércoles Rubén Arroxo, que mantuvo así abierta la polémica con la federación de vecinos a cuenta de la reivindicaciones sobre el transporte público urbano.

El teniente de alcalde insistió en denunciar los "embustes" de la federación vecinal y, a modo de ejemplo, dijo que ese colectivo llegó a salir públicamente pidiendo el arreglo de dos calles del barrio de A Cheda medio año después de que fueran reparadas.

Aunque tanto Arroxo como Vázquez llevan días exponiendo públicamente sus mutuos recelos, el teniente de alcalde dijo este miércoles que "recibimos a todas as asociacións veciñais que o solicitaron e a federación non vai ser menos, pese a quen lle pese".

Eso sí, tras ese anuncio lanzó una estocada y afirmó que "todo o mundo vai expoñer a súa postura independentemente de que represente a máis ou menos veciñanza; incluso atendemos a persoas a título individual". Sin decirlo, parecía así sumarse a quienes estos días apoyan en las redes a los nacionalistas y cuestionan la legitimidad de la federación, al no haber sido elegidos sus miembros en ningún proceso electoral.

Arroxo también acusó a Vázquez de ignorar en su carta abierta al resto de grupos políticos con representación en el Concello -PSOE, PP y Cs- que fueron elegidos democráticamente y apoyaron en la mesa de transporte la transformación de las líneas de bus, remarcó.

Defendió, a la vez, que «estamos a traballar por Lugo e para mellorar a vida das persoas que viven aquí» y agregó que "fixemos a necesaria transformación do bus dentro do contrato existente, coa colaboración de representantes democraticamente electos e agardamos a que pase o verán para ver o seu funcionamento".

Voz vecinal. Defendió que en la reforma del transporte la opinión de los técnicos tiene un peso importante y que entiende que la voz de los ciudadanos está representada por los grupos políticos, "xa que non debe ser doutra maneira". Añade que "de todos os xeitos estamos cos oídos abertos e vixiantes porque entendemos que a remodelación dos buses é complexa".

Tras sentar ese principio, Arroxo reitera que recibió a todas las asociaciones que lo pidieron e insistió en que la federación no va a ser menos "pese a quen lle pese". Eso sí, lamentó que Vázquez "faga da inxuria cara a miña persoa e cara a miña idade a súa principal e única arma. El di representar os intereses de persoas e debería chegar a este a punto con outros argumentos e co liderazgo que se arroga cando fala", sostuvo.

El teniente de alcalde insistió en que la federación miente y puso en jaque la representatividad de esta organización. "A representación e existencia de asociacións en moitos barrios é dubidosa posto que as informacións teñen escasa veracidade", señaló Arroxo.

Pero las divergencias han estallado por el funcionamiento del transporte público tras su reforma y ahora ya no es solo Jesús Vázquez quien pone cara a las quejas a través de la federación. Así, si el martes fue la asociación Porta de Lugo la que emitió un comunicado diciendo que el nuevo servicio no valía para el barrio del Sagrado Corazón, este miércoles fue Carlos Vázquez Pena, de la asociación de Conturiz, el que volvió a salir para decir que el nuevo modelo de transporte no vale a los vecinos de Conturiz y Nadela, incluso aunque haya más frecuencias tras la reforma.

Los usuarios de esa zona son, en general, gente mayor y ahora, por ejemplo, ya no pueden llegar directamente al centro de salud de Fingoi, lo que les causa trastornos. También llegar al centro se ha complicado, aseguró.

La tensión viaja en transporte público urbano en Lugo
Comentarios