martes. 22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo

"Tenemos que ser más en la calle, esto nos puede pasar a todos"

Manifestación contra los okupas. XESÚS PONTE
Manifestación contra los okupas. XESÚS PONTE

Afectados por las okupaciones aseguran que les exigen 3.000 euros por dejar las casas y la asociación vecinal seguirá movilizándose para exigir soluciones

"Hay que lograr que no entren en las casas que tanto trabajo les han costado a los vecinos, pero para eso tenemos que ser más en la calle. No podemos salir 200, tenemos que ser 4.000", decía Jaime Gueimonde, presidente de Gatos Roxos, la asociación que convocó la manifestación.

Gueimonde advertía que las manifestaciones van a seguir y señalaba que sin presión ciudadana no se podrá lograr un cambio de las leyes que permita atajar los allanamientos.

Desde la asociación pedían que la gente no se quede en casa porque ver el propio domicilio okupada es algo que "nos puede pasar a todos". No puede ser que los más humildes tengan que cargar con la situación de los que no tienen nada, señalaban desde la asociación vecinal.

Frente a esas advertencias, había vecinos que comentaban que hay en el barrio quien está a favor de los okupas y vierte críticas en las redes sociales contra quienes se han movilizado para convocar la primera manifestación en Lugo contra el fenómeno.

Esas simpatías con los okupas provocaban, evidentemente, el rechazo de los que este domingo salieron a la calle, que iniciaron el desfile enfrentándose a una provocación. Y es que en algunos de los carteles colocados para anunciar la protesta alguien había dejado el mensaje "No me marcho. Joderos. jajaja". Otros carteles simplemente habían sido arrancados.

CHANTAJE. En la marcha de este domingo había algunos vecinos que han sido víctimas de los allanamientos y contaban que los okupas han intentado someterles a chantaje. "Me voy si me das 3.000 euros", cuentan que les dicen cuando acuden a reclamar que les devuelvan el control de sus casas.

La sensación de que hay inmuebles que se pueden allanar, ya sea como forma de extorsión o con la voluntad de quedarse a vivir todo el tiempo que sea posible, ha hecho que algunos propietarios empiecen a optar por tapiar viviendas que en estos momentos tienen vacías, explican algunos residentes.

La asociación vecinal ha convocado para el día 25 una reunión informativa con la Policía para abordar soluciones legales.

"Tenemos que ser más en la calle, esto nos puede pasar a todos"
Comentarios