viernes. 22.01.2021 |
El tiempo
viernes. 22.01.2021
El tiempo

Teleoperadores tal vez en pijama

Las dependencias vacías de Abante BPO. AIDA SOENGAS
Las dependencias vacías de Abante BPO. AIDA SOENGAS
Abante BPO es la empresa privada de la capital lucense que tiene a más empleados trabajando desde sus domicilios, unos 350, medida que adoptó debido a la crisis sanitaria

La empresa de telemárketing Abante BPO es unas de las principales empleadoras privadas de la capital lucense. Y a partir de ahora también encabeza el ránking de teletrabajo al que ha conducido la amenaza sanitaria del coronavirus.

Desde este lunes 350 de sus 381 empleados ya trabajan desde sus casas, sin necesidad de trasladarse a la plataforma que esta firma en el polígono industrial de O Ceao.

Abante BPO es "un ejemplo" dentro de este sector en Galicia, según asegura el sindicato CC.OO., pues las demás empresas siguen citando a sus asalariados a su lugar de trabajo, que suelen ser oficinas en las que no hay espacio suficiente para que se puedan cumplir las distancias entre uno y otro recomendadas por las autoridades sanitarias.

"Hemos realizado un esfuerzo en tratar de movilizar todos los recursos posibles, adquiriendo 130 equipos", según explicó el director de la compañía en Galicia y responsable de calidad y procesos, Manuel Ageitos, que considera esta iniciativa como "un logro, un éxito".

"Ha sido un esfuerzo económico, de personal y logístico para poder llegar a esta situación", afirmó este ejecutivo, que recordó que ya el lunes de la semana pasada la empresa declaró "el estado de emergencia, nivel 1", para abordar si se optaba por el teletrabajo o por el cierre de plataformas.

Este call center es, por ejemplo, el proveedor del servicio de información municipal 010 del Concello de Lugo

EN BREVE. Estos 350 teleoperadores comenzaron este lunes a prestar sus servicios desde casa. Los otros 31 no pueden todavía, ya que no disponen de internet en sus domicilios.

La empresa ha adquirido también una treintena de rúteres 4G para instalarlos y que así esos empleados se puedan conectar desde sus viviendas tan pronto como les facilite esos dispositivos la compañía telefónica.

El de Lugo es el principal centro de Abante BPO. Agrupa a la mitad de su plantilla, 381 de sus 754 trabajadores. El resto desempeña sus funciones en Ponferrada y Madrid, en donde el teletrabajo se ha implantado al 100%.

"Estamos prestando el servicio con perfecta normalidad, con el personal trabajando desde casa en el 92% en Lugo y en el 100% en las otras dos plataformas", afirmó el director de la compañía en Galicia.

Manuel Ageitos tuvo palabras de agradecimiento a toda la plantilla por la disposición que ha mostrado para que se pudiese adoptar esta medida pionera. "Agentes, personal técnico y de recursos humanos e incluso la representación sindical se ha volcado", destacó.

"Estamos prestando el servicio con perfecta normalidad", garantiza Ageitos

CLIENTES. Este call center es por ejemplo el proveedor del servicio de información municipal 010 del Concello de Lugo, que "se ha reforzado" a raíz de esta crisis sanitaria, según aseguró Manuel Ageitos.

Abante BPO también atiende desde su plataforma en la capital lucense a la cervecera Hijos de Rivera; las compañías de telecomunicaciones 1 & 1, Orange, Jazztel y Euskaltel y la aseguradora Helvetia, entre otras.
 

"La salud de los empleados es prioritaria", afirma un trabajador del call center
Generated by  IJG JPEG LibraryAlberto Pérez no tuvo que desplazarse este lunes a su puesto de trabajo en el polígono industrial de O Ceao. Ya pudo prestar sus servicios desde casa. Es uno de los 350 empleados de la firma de telemárketing Abante BPO que realizan en Lugo teletrabajo, como medida adoptada por la compañía ante esta crisis sanitaria.

"Ha supuesto un estrés importante porque es la primera vez que lo hacemos y somos muchos empleados", afirma este ourensano afincado en la capital lucense desde hace 20 años, de los que 14 los lleva trabajando en este call center.

Abante BPO les facilitó a los trabajadores los equipos precisos para conectarse desde sus domicilios y un manual con "unas instrucciones claras", explica Alberto Pérez. Además, el departamento técnico resuelve cualquier aclaración que precisen a través de la web propia y de redes sociales. 

"La empresa se ha comunicado con los empleados a través de SMS, email y la app de mensajería Telegram para dar instrucciones para conectarnos desde casa a su red", explica. "Ya conectados tenemos un sistema interno de mensajería a través de la web de la compañía para interactuar con el equipo técnico de informáticos", añade.

Este trabajador se muestra "muy satisfecho" de cómo la empresa y el personal ha reaccionado ante la situación provocada por la incidencia del coronavirus.

"Estamos todos conectados, dando servicio con normalidad y con la tranquilidad de que cada uno se encuentra en su casa", afirma Alberto Pérez, que considera que de esta forma se cumple un doble compromiso, "con los clientes y con la salud de los trabajadores", que, a su juicio, es "prioritaria".

En su caso además juega a su favor que en estas semanas en las que se han suspendido las clases es "una solución importante" para conciliar la vida familiar y profesional, porque tiene dos hijos de 7 y 2 años de edad.

Teleoperadores tal vez en pijama
Comentarios