sábado. 12.06.2021 |
El tiempo
sábado. 12.06.2021
El tiempo

Los técnicos concluyen que tres de las naves afectadas tendrán que derribarse

Un bombero trabajando en la tarde de este miércoles en los rescoldos de una nave calcinada. VICTORIA RODRÍGUEZ
Un bombero trabajando en la tarde de este miércoles en los rescoldos de una nave calcinada. VICTORIA RODRÍGUEZ
La alcaldesa asegura que habrá apoyos económicos para las seis empresas que sufrieron daños. Defiende que el operativo de extinción controló en un tiempo breve el fuego, que ya está "controlado" aunque no "apagado"
Los primeros informes de los técnicos del servicio de arquitectura del Concello tras el gran incendio ocurrido el pasado domingo en el polígono de O Ceao concluyen que tres de las naves afectadas por el fuego tendrán que ser derribadas, debido a los graves daños que sufrieron. Las instalaciones aludidas son el almacén de la empresa Castro Parga donde se originó el fuego, así como las dos de Recambios Fraín, en la que se guardaban ruedas.

En cambio, según estos mismos informes, la nave de Recambios al Volante, que también fue pasto de las llamas, logró conservar su estructura, por lo que sus propietarios tendrán la opción de reconstruirla o podrán demolerla y hacer una nueva. El resto de naves afectadas también podrán ser reacondicionadas, aunque todavía serán necesarios nuevos informes técnicos.

De todas formas, la alcaldesa Lara Méndez anunció este miércoles en declaraciones a los medios de comunicación que el Concello habilitó para las seis empresas afectadas por el incendio líneas de ayudas "desde el Plan Transforma hasta aquellas que están más vinculadas al tema covid".

Así, la regidora aludió que el Plan Transforma se prevé ayudas para las iniciativas que vayan orientadas a la digitalización y en este sentido recordó que alguno de los empresarios afectados por el fuego "quería aprovechar la desgracia para ver la oportunidad de focalizarse en la digitalización. Y eso tiene cabida tanto en las líneas que ha puesto en marcha el Ayuntamiento, como aquellas que puedan venir de fondos europeos", incidió la regidora.

Lara Méndez también informó de que durante la jornada del miércoles los equipos de emergencia continuaron trabajando en la refrigeración de las zonas afectadas por el incendio para evitar la reproducción de los focos de un fuego que "está controlado, que no apagado". "Lo que se están haciendo son labores de refrigeración, porque evidentemente sigue habiendo focos aunque esté bajo control" apuntó antes de subrayar que la extinción del fuego "es cuestión de tiempo".

DEJAR DE ECHAR AGUA. "Hay que dejar pasar el tiempo y que se vaya enfriando", añadió la regidora, que también reconoció que es necesario "dejar de echar agua" en determinadas zonas "para evitar otros daños colaterales". Asimismo, llamó la atención "sobre bolsas de aire que puedan quedar, para que no exploten y provoquen otros daños, por lo que se seguirán manteniendo retenes de control para que hagan un seguimiento de la evolución de la situación".

La alcaldesa también quiso salir al paso de las críticas recibidas por parte de los partidos de la oposición municipal, que denunciaron la falta de presión en las bocas de riego, la falta de efectivos en el cuerpo de bomberos y un plan de emergencias municipal desfasado. En este sentido, la alcaldesa defendió el trabajo del operativo de emergencias que sofocó el incendio en el polígono y, aunque alguno de los afectados afirmaba estos días que algo había "fallado" en la respuesta a esta emergencia, la regidora defendió "el buen trabajo" realizado por el dispositivo de emergencias y, de forma concreta, por los bomberos de Lugo.

"El incendio se controló en un espacio relativamente breve de tiempo", dijo la alcaldesa, quien comparó lo sucedido en Lugo con otras catástrofes similares ocurridas en otros lugares de España, como el incendio que se produjo en las últimas horas en un parque empresarial de Seseña.

"Quiero dar las gracias a los bomberos de Lugo por el esfuerzo, la dedicación y su buen trabajo", dijo Méndez, quien también destacó la buena coordinación con los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos y de la Xunta.

Por su parte, la Brigada Provincial de Policía Científica de Lugo sigue a la espera de que "se enfríe" la zona en la que supuestamente comenzó el incendio, así como a que desaparezcan los gases nocivos para realizar una primera inspección del lugar.

Los técnicos concluyen que tres de las naves afectadas tendrán que...
Comentarios