Los sin techo recibirán formación en competencias básicas en el albergue

El Fogar do Transeúnte abrirá más horas para aumentar la ayuda en habilidades para vivir ▶ El incremento del servicio es posible por el aumento del gasto municipal hasta 90.000 euros
Fogar do Transeúnte, en Lugo. AEP
photo_camera Fogar do Transeúnte, en Lugo. AEP

El Ayuntamiento de Lugo incrementará las horas de trabajo con las personas sin hogar para tratar de dotarlas de competencias básicas para la vida, como pueden ser nociones de higiene, toma de medicación o manejo del dinero.

El Concello ya ofrece este tipo de ayuda a este colectivo a través de los convenios que tiene con Alume y Cruz Roja. La primera asociación detecta, acompaña y ayuda a personas que viven en la calle y que tienen problemas de salud mental, mientras que entre los servicios que presta Cruz Roja, como instalaciones para aseo y alimentación, está también el de formarlos en habilidades para una vida autónoma, de cara a su reinserción social y económica.

Esta parte será la que se empiece a trabajar más ahora, gracias al aumento presupuestario del Concello, que este año destinará unos 90.000 euros al programa de atención a personas sin hogar.

Además de los talleres y la ayuda personal que se seguirá prestando en Cruz Roja, este dispondrá de un técnico (un trabajador o educador social) que se desplazará al Fogar do Transeúnte para realizar esa labor formativa.

Los pormenores se decidirán en las próximas semanas en una mesa de trabajo con profesionales de distintas áreas municipales y asociaciones que trabajan con este colectivo, pero la idea inicial es que ese profesional acuda diariamente al albergue municipal.

La ayuda que se ofrecerá dependerá de las necesidades y de la disposición a recibirla que tenga cada individuo. Con este nuevo servicio se busca también que el Fogar do Transeúnte esté más horas abierto –ahora cierra dos horas por la mañana y dos por la tarde– y que sus usuarios reales o potenciales pasen menos horas en la calle, según explica la concejala de bienestar social, Olga López Racamonde.

La edil defendió en el último pleno municipal el esfuerzo que hace el Concello para tratar de que estas personas recuperen sus proyectos de vida frente a las críticas del PP, que cree "demagóxicas". Este partido pide al gobierno un plan de atención integral a las personas sin hogar porque considera que la respuesta de la administración local está siendo "muy justita", en palabras de la popular Macamen López.

El PP demanda, por ejemplo, menos burocracia, para que los usuarios del Fogar do Transeúnte no tengan que desplazarse a buscar los vales a la Policía Local, en Sanfiz, y también insta a que se reactive la oficina municipal de voluntariado para que los ciudadanos que quieran apoyen a este colectivo.

Sin embargo, la visión del problema de las personas sin hogar y de cómo afrontarlo es diferente desde los servicios sociales municipales. Desde estos se agradece la buena voluntad ciudadana de ayudar, pero pide que no se intervenga porque muchas veces las historias clínicas y sociales de estas personas son muy complicadas y a menudo están asociadas a adiciones y a problemas de salud mental.

COORDINACIÓN. A menudo, los servicios sociales municipales trabajan en coordinación no solo con las asociaciones que llevan a cabo programas con los sin techo sino también con otras administraciones, como la sanitaria y la judicial.

Desde el gobierno local se hizo ese llamamiento a la ciudadanía a no intervenir hace unos días, después de que trascendieran varios casos en los que personas que vivían en la calle y decían no tener ayuda pública ajustada a sus necesidades la obtuvieran a nivel particular.

La concejala de bienestar recordó que, en ocasiones, alguna de las personas que siguen en la calle se resisten a recibir ayuda pública y en este momento hay algún caso pendiente de que el juzgado dicte una orden de internamiento debido al estado de salud mental.

Recursos
Preocupación por la Tarxeta Básica
Uno de los escasos, y a veces único, recurso económico del que disponen las personas sin hogar es la Tarxeta Básica, una iniciativa puesta en marcha durante los primeros meses de la pandemia para hacer frente a las necesidades más urgentes de las familias.

Prórroga y emergencia
Desde entonces, este recurso se ha prorrogado varias veces, la última hasta el final de este semestre, y ligó su continuidad a la evolución de la pandemia, porque desde el Concello se teme el impacto de su retirada. Si esta se produce, la ayuda de emergencia, municipal y de la Xunta, sería la única alternativa para estas personas.