martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Una solución contundente contra el virus

Manuel Chadi y Hugo Rodríguez posan junto al dosificador solar de su invención. EP
Manuel Chadi y Hugo Rodríguez posan junto al dosificador solar de su invención. EP
Los lucenses Hugo Rodríguez y Manuel Chadi comercializarán el primer dosificador de gel hidroalcohólico solar del mercado

Dos jóvenes profesionales lucenses se han colocado en la vanguardia en la lucha contra el Covid-19. Manuel Chadi y Hugo Rodríguez son los diseñadores de un dosificador solar de gel hidroalcohólico, sostenible, accesible y de alta capacidad. Será el primero de su clase en el panorama internacional.

Ambos creadores no pudieron dejar pasar la oportunidad de aportar su grano de arena ante la pandemia y por ello se pusieron manos a la obra durante confinamiento. Con tiempo más que suficiente para patentar las bases de su dosificador, el confinamiento forzoso fue el paréntesis necesario para descartar diseños y buscar sinergias comunes.

"Esta idea nace provocada por la necesidad y el trabajo, ya que por el cese de actividad necesitábamos ideas nuevas para ofrecer comercialmente, y también porque queríamos aportar nuestra parte para frenar al virus", asegura Chadi.

La tormenta de ideas acaparó su atención durante los primeros días hasta concretar el ingenio definitivo. Según avanzaban los acontecimientos se decidieron por la creación de un dosificador. "Vimos que la única forma realmente efectiva de combatir al Covid-19 era por medio de la higiene, sobre todo por medio del gel hidroalcohólico, así que el dosificador se quedó como la idea más factible", reconoce Chadi, técnico superior en electrónica.

Tanto Chadi como Rodríguez aunaron esfuerzos para la creación de su propia empresa tecnológica: Prodiodo. Desde esta firma comercializarán en breve este dosificador solar, novedad absoluta en el mercado, y con un índice de aceptación notable, según los sondeos realizados por los propios gerentes con diversas empresas de la provincia.

"Le mostramos el proyecto a varias empresas lucenses y creemos que la idea puede tener salida con gente del sector", admite uno de los socios de este proyecto empresarial que presenta un dosificador solar de gel hidroalcohólico construido con materias "renovables al 95 por ciento", y con una capacidad para 22 litros de producto, lo que supone más de "20.000 dosis". Otra de sus características más sobresalientes es que "no es necesario pulsar ni tocar ningún botón para conseguir la dosis de gel necesaria para desinfectar las manos, y además, es totalmente accesible para personas con movilidad reducida", manifiesta Manuel Chadi.

El dosificador solar está especialmente diseñado para su colocación en lugares públicos que alberguen una gran afluencia de gente como "parques, plazas o centros comerciales".

Respecto a su batería, su duración está comprobada y su creadores aseguran que "está dotado de un acumulador de energía, que guarda toda la electricidad producida por la luz solar para poder utilizarla cuando sea necesario", finaliza Manuel Chadi, uno de los socios junto a Hugo Rodríguez de un proyecto que cumple todas las premisas para triunfar, creen.

Una solución contundente contra el virus
Comentarios