domingo. 25.07.2021 |
El tiempo
domingo. 25.07.2021
El tiempo

Solo sobreviven tres ediles de la generación del 99

Carmen Basadre, Jaime Castiñeira y José Manuel Díaz Grandío, de izquierda a derecha
Carmen Basadre, Jaime Castiñeira y José Manuel Díaz Grandío, de izquierda a derecha
Carmen Basadre, Díaz Grandío y Castiñeira continúan tras 16 años

López Orozco dice hoy adiós al Concelo de Lugo, tras cuatro mandatos como alcalde. Desembarcó en el consistorio de la Praza Maior en 1999. De los 25 concejales que entonces conformaban la corporación municipal solo tres, 16 años después, volverán a renovar su acta. Dos seguirán en el equipo de gobierno, los socialistas Carmen Basadre (Guntín, 1957) y José Manuel Díaz Grandío (Lugo, 1958), y el tercero, el cabeza de lista del PP Jaime Castiñeira (Cospeito, 1957), se mantendrá en la oposición, pese a ser, por segunda cita electoral consecutiva, el más votado.

Aún no se conoce qué responsabilidades tendrán en el futuro gobierno local tanto Carmen Basadre, que siempre se ha movido entre el bienestar social y la cultura, como Díaz Grandío, especializado en el área de deportes.

Si ellos llegaron de la mano de López Orozco, Jaime Castiñeira lo hizo en la lista que encabezaba Ramón Arias Roca, que se quedó a las puertas de la mayoría absoluta, lo que posibilitó el primer pacto de gobierno en Lugo entre PSdeG-PSOE y BNG.

Quince de los 25 concejales que a partir de hoy integrarán la corporación municipal de Lugo se estrenan en el cargo

Basadre, según informaron fuentes del equipo saliente, tiene previsto incorporarse el próximo lunes a su puesto como funcionaria del Instituto Nacional de la Seguridad Social, organismo en el que también trabaja el otro edil socialista.

Queda por saber si Basadre volverá a ponerse al frente del Arde Lucus el próximo fin de semana, como ha hecho casi en todas las ediciones desde el nacimiento de la exitosa fiesta de recreación histórica.

Otra marcha significativa. La despedida de López Orozco para dar paso a la primera alcaldesa en la historia de la ciudad, Lara Méndez, irá acompañada del adiós de un concejal que estuvo a su lado en estos 16 años, el presidente en funciones de la Diputación Provincial, José Ramón Gómez Besteiro, que está llamado a metas mayores.

Dieciséis son también los años que el Concello de Lugo no tenía un representante de Esquerda Unida. Carlos Portomeñe, ahora bajo las siglas de Ace, coge el testigo que en 1999 dejó el triunvirato Carlos Dafonte, Anselmo Sampedro -fallecido- y Zita Méndez.

La corporación que hoy se constituye es novel. Quince de los 25 ediles se estrenan en el cargo, entre ellos todos los representantes de Lugonovo, BNG, Ciudadanos y Ace.

Solo sobreviven tres ediles de la generación del 99
Comentarios