sábado. 16.11.2019 |
El tiempo
sábado. 16.11.2019
El tiempo

EDUCACIÓN

Solo cuatro de cada diez colegios de Lugo tienen jornada escolar partida

Niños de Galén, en el comedor, antes de reanudar las clases. XESÚS PONTE
Niños de Galén, en el comedor, antes de reanudar las clases. XESÚS PONTE
Este sistema aún sigue en centros públicos del rural mientras que el horario continuo predomina en las urbes y en concertados. El debate se reabre tras publicarse informes de pedagogos y pediatras, que defienden que haya clases por la mañana y por la tarde

Tras más de dos décadas de transición de la jornada partida a la continua, surgen voces que apuestan por volver al horario inicial en los centros y restaurar las clases por la mañana y por la tarde. Estudios científicos sobre el rendimiento académico y opiniones médicas defienden que la jornada partida es la más idónea para los escolares, especialmente para los más pequeños, de Educación Infantil. Esta tendencia se manifiesta también en los países nórdicos y Alemania, donde son escasos los colegios que mantienen ya la jornada continua.

El debate está servido en las aulas. Mientras tanto, los datos de la Xunta hablan por sí solos: solo dos colegios privados, Galén y Fingoi, mantienen actualmente la jornada lectiva partida en la capital lucense. El resto de centros educativos públicos y concertados tienen todos jornada continua, generalmente de nueve a dos.

No ocurre lo mismo en el resto de la provincia. Aunque la jornada única se está imponiendo en ya más de la mitad de los centros educativos de Infantil y Primaria —alrededor de seis de cada diez—, todavía quedan colegios que tienen clases en horario de mañana y también de tarde —que vienen a suponer cuatro de cada diez, en términos porcentuales—.

Solo cuatro de cada diez colegios lucenses tienen horario exclusivamente de mañana

La diferencia entre colegios concertados y públicos es, en este punto, bastante determinante. El horario de jornada única prevalece en los centros concertados hasta el punto de que ocho de cada diez colegios de este tipo ya lo tienen establecido en la provincia. En cambio, el porcentaje de centros públicos con jornada única en la provincia de Lugo es sensiblemente inferior: solo cuatro de cada diez colegios públicos tienen horario exclusivamente de mañana, por lo que en este tipo de enseñanza todavía la mayoría de los centros tienen jornada partida.

Durante el presente curso, se incorporaron seis nuevos centros educativos a la jornada única. Se trata de los Ceip de San Miguel de Reinante (Barreiros). el de Cervo, el Fondo Nois (en Foz), el pluirilingüe de Monforte de Lemos, el Laverde Ruiz, de Outeiro de Rei, y el Pedro Caselles Rollán, de Xove.

El cambio de horarios en las escuelas es un fenómeno que se viene dando desde hace unos veinte años y que comenzó en los centros educativos de A Coruña, Santiago de Compostela y Vigo como una alternativa planteada por familias de clase media-alta en las que ambos miembros de la pareja trabajan fuera de casa.

La jornada escolar se rige por una Orden aprobada en 2008, pero los centros pueden solicitar una modificación de sus horarios

Esta tendencia se fue extendiendo a otros centros siendo, paradójicamente, los colegios concertados los últimos en incorporarse a la jornada matinal en Lugo ciudad —el pasado curso se sumó todavía Maristas—. Hoy en día, no hay ningún colegio ni concertado ni público que tenga jornada partida en la capital lucense. Solo quedan los dos privados: Fingoi y Galén.

La modificación de la jornada escolar se rige por la Orden del 29 de mayo de 2008, que fija el procedimiento a seguir en las autorizaciones de implantación de jornadas lectivas en sesión única de mañana o mixta —con horario continuo de mañana pero con dos clases, como mínimo, a la semana por la tarde—. Según esta Orden, los centros pueden solicitar cambiar su jornada. Las modificaciones se autorizan por petición de los centros docentes. La norma no exige que la comunidad educativa señale los motivos del cambio.

Esta Orden afecta, sobre todo, a los centros de Educación Infantil y Primaria dado que los de Secundaria, que imparten ESO y Bachillerato, no tienen jornada única de mañana puesto que no les llegan las horas y, por ese motivo, se ven obligados a dar clase también un día a la semana por la tarde. Pese a que la implantación de la jornada única se impone en los centros educativos lucenses, distintos estudios ponen en duda que este horario sea lo más indicado para los escolares.

El informe 'A las tres en casa' concluye que la jornada continua no mejora el rendimiento académico del alumnado

Elena Sintes, jefa de proyectos de la Fundación Jaume Bofill, concluye en el informe 'A las tres en casa' que la jornada continua no mejora el rendimiento académico. Señala, además, que este horario agrava las desigualdades al no poder pagar las familias más desfavorecidas las actividades extraescolares que se organizan dentro o fuera de los centros escolares durante el horario de tarde.

Por otra parte, la Asociación Española de Pediatría también se está cuestionando el rendimiento académico de los alumnos sometidos a una jornada única. Según Gonzalo Pin, coordinador del grupo de Trabajo de Sueño y Cronobiología de este colectivo, la jornada partida aumenta el rendimiento porque los alumnos entran más tarde a los centros y duermen más, respetando los ritmos circadianos sobre todo de los alumnos adolescentes.

Otra cuestión que pone de relevancia la Asociación Española de Pediatría es que, con la jornada única, el almuerzo suele retrasarse y comer tarde genera obesidad y diabetes tipo 2.

Solo cuatro de cada diez colegios de Lugo tienen jornada escolar...
Comentarios