martes. 13.04.2021 |
El tiempo
martes. 13.04.2021
El tiempo

"Me siento orgulloso del puente nuevo, había un clamor popular"

José Blanco. XESÚS PONTE
José Blanco. XESÚS PONTE
"Es la única obra de toda España donde yo puse una placa, porque prohibí las placas en las obras"

Al PSdeG no le va tan bien en Galicia como al PSOE nacional. Vuelve a ser la tercera fuerza y el liderazgo de Gonzalo Caballero está en cuestión. ¿Es necesario un cambio de rumbo?

En primer lugar, yo quiero reconocerle un gran acierto al presidente de la Xunta, que es haber convertido la máxima de San Ignacio de Loyola, que es en tiempos de tribulación no hacer mudanza, en una salida razonable para muchos ciudadanos gallegos en las pasadas elecciones. Dicho esto, el PSdeG tiene ante sí un desafío que es ser capaz de generar un proyecto que genere confianza, ilusión y que despierte la confianza de la mayoría de los gallegos. Yo no voy a hablar de quién tiene que ser el entrenador y cuál tiene que ser la alineación, lo importante es ganar el partido porque es la forma de hacer realidad un proyecto político de transformar un país, de cambiar un modelo que está bastante agotado. Por tanto es el tiempo de la reflexión y de mirar para adelante.

Se habla de que José Ramón Gómez Besteiro podría volver a la primera línea política en cuanto quede libre de toda imputación. ¿Apostaría por su regreso?

Yo no apuesto por nadie, mi papel es apoyar a la dirección, al secretario general que elijan los militantes, ayudar si se me pide ayuda y por ello no entro en el debate sobre el liderazgo en el PSdeG. Pero sí quiero preguntar: ¿quién repara el daño causado a personas como Orozco o como Besteiro? La justicia deja de ser justicia cuando se eterniza y procesos que se eternizan generan mucho daño personal, profesional, político, reputacional y a mí me gustaría que ese daño se reparase.

Usted también sufrió un acusación de este tipo.

Pero con una diferencia, fue un proceso relativamente corto. Yo he sufrido una acusación que estaba sustentada sobre falsedades como quedó demostrado, pero empezó en un octubre y acabó año y medio después. A mí se me hizo eterno y desde luego tampoco se ha reparado, porque aún queda un poso ahí del daño causado, de aquella expresión de algo habría hecho. Pero no pienso en mí, pienso en personas que llevan muchos años en procesos que se han eternizado y que ahora se demostró que no había nada que pudiera sustentar una acusación.

¿Y cómo cree que puede reconquistar la Xunta el PSOE?

Hay que ser capaz de construir una alternativa que se identifique con la Galicia actual. La socialdemocracia no pude vivir permanentemente de hacer una oferta que está sustentada en conservar lo que hemos conquistado, el estado de bienestar, la educación, la sanidad... Tenemos que dar respuesta a los nuevos desafíos, a cómo podemos ser capaces de retener la gente preparada y formada, de hacer un planteamiento en relación con la robotización, con el 5G, con la transición energética, con el modelo económico... Cuando hagamos esto y tengamos una propuesta diferenciada para una Galicia que está bastante adormecida, pues probablemente vayamos a sintonizar con la mayoría de los gallegos como en su día hizo Emilio Pérez Touriño.

Y si voy al terreno que conozco, el de las infraestructuras, en este año 2021 va a llegar la alta velocidad definitivamente a Galicia. ¿Hay planes encima de la mesa para rentabilizar la alta velocidad, para que coja vuelo? Porque si no, al final, fracasaremos, ¿Cómo la vamos a optimizar? Porque la alta velocidad no está pensada para que los gallegos vayamos una vez al año a Madrid. En eso tenemos que estar pensando.

Ya que habla del Ave, la presidenta de Adif y el secretario general de Infraestructuras son lucenses. ¿Será posible ver al fin la modernización del tren en Lugo?

No solo es posible, está siendo una realidad. Creo que tanto Isabel [Pardo de Vera] como Sergio [Vázquez Torrón] han hecho una gran apuesta y en poco tiempo han hecho un proceso de licitación de volver a recuperar proyectos que se estaban trabajando en el 2010 y 2011, como la intermodal o la electrificación de la línea hasta Ourense, y que quedaron en stand by durante el tiempo que gobernó el PP. El otro día me llamaba la atención que el PP se quejaba de que el proceso de modernización del tren hacia Ourense desde Lugo iba lento. Bueno, ahora va, antes no iba. Y había cosas que no solo no hicieron, sino que pararon, como la intermodal. Yo creo que los lucenses tienen la gran suerte de tener una presidenta de Adif y un secretario de general de Infraestruturas que le van a dar un impulso y además ese impulso se da contratando y eso es lo que están haciendo.

Hay quien valora desde el otro bando político su etapa en el Gobierno, como el exalcalde Vicente Quiroga, que dijo que, junto con su bisabuelo Quiroga Ballesteros, usted fue uno de los ministros a los que más le debe Lugo. ¿Qué obras le hubiera gustado completar de tener más tiempo?

No estuve mucho tiempo de ministro y me hubiera gustado que la Xunta no me hubiera puesto dificultades en el tramo entre Palas de Rei y Arzúa, porque si no hoy hubiera estado finalizada esa autovía, y me hubiera gustado también haber dejado contratada la línea férrea a Ourense, lo que está haciendo ahora el actual Gobierno socialista. Pero bueno, hemos hecho muchas cosas como los accesos a Lugo desde O Ceao, hemos acabado la Autovía del Cantábrico, licitamos toda la autovía entre Lugo y Santiago menos ese tramo citado, impulsamos la autovía Lugo-Ourense, aunque ahora está paralizada y espero que se retome.

¿Y de cuál obra se siente más orgulloso?

De la del puente nuevo y me siento orgulloso porque es la única obra de toda España donde yo puse una placa, porque prohibí las placas en las obras. No me gusta ver que una obra la inaugura un ministro, pero ahí la hubo porque el día que tomé posesión como ministro, mi padre, que era un jubilado de Obras Públicas, operador de maquinaria pesada, me llamó porque estaba ya enfermo y no pudo acudir y me dijo: "Non te olvides que hai unha obra moi importante para Lugo que todos os días está reclamando o teu amigo alcalde, que é a nova ponte sobre o río Miño". Por eso me siento identificado con esa obra, porque había un clamor con esa obra y mi padre formaba parte de ese clamor popular.

"Me siento orgulloso del puente nuevo, había un clamor popular"
Comentarios