jueves. 06.08.2020 |
El tiempo
jueves. 06.08.2020
El tiempo

El Sergas establece un protocolo para aislar todos los casos sospechosos de coronavirus

Un ciudadano chino con mascarilla. LIU TAO (EFE)
Un ciudadano chino con mascarilla. LIU TAO (EFE)
Ingresarán preferentemente en habitaciones de presión negativa mientras se les hace la analítica ▶ Las mascarillas se agotan en las farmacias lucenses por un leve aumento en la demanda

El Sergas ha acordado ya su protocolo de actuación frente al llamado coronavirus de Wuhan, que establece el aislamiento inmediato de los casos sospechosos. Las medidas apenas difieren de las establecidas en pandemias anteriores, como la del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, según sus siglas en inglés) de 2003, iniciada también en China. El documento considera sospechoso de portar el virus a todas las personas que hayan viajado recientemente a la provincia china de Wuhan o a las limítrofes, así como a todas las personas en contacto con ellas o con cualquiera en estudio por sospecha de la enfermedad.

En el supuesto de que llegase un caso al Hula, accederá por un circuito específico que evita el contacto de ese paciente con otros en el hospital y que "no interfiere con la actividad del día a día", aclaró el jefe de Medicina Preventiva del centro lucense, Carlos Quintas. Mientras que se le hace la prueba, una analítica de la que tardan en saberse los resultados 24 horas, los pacientes permanecerán ingresados en habitaciones de presión negativa. Son las zonas habituales de hospitalización de pacientes con enfermedades infecciosas porque la presión negativa evita que salga aire de su interior cuando se abre la puerta.

ficha coronavirusEn todo caso, las medidas se extreman y se exige al personal sanitario en contacto con ese paciente vestir con traje protector, mascarilla, guantes y gafas, y también se limitan al máximo los accesos a la habitación. La ropa que lleva puesta el paciente cuando llega al centro se tendrá que meter en dos bolsas cerradas, que permanecerán en la habitación mientras que Medicina Preventiva decide qué hacer con ella.

Como el coronavirus se transmite, al igual que la gripe, por aerosoles –pequeñas gotas de saliva o mucosidad– el objetivo de todas esas medidas es evitar su propagación. A los centros de salud se les ha comunicado que, en caso de ver un posible caso, deben colocarle guantes y mascarilla y comunicarlo al servicio de emergencias para que lo derive al hospital donde se someterá al test.

¿Qué posibilidad hay de que el hospital lucense u otro centro gallego se encuentre con un caso? "No me atrevo a decirlo, pero hay que tener en cuenta que vivimos en un mundo globalizado, en el que la población viaja continuamente", recuerda el doctor Quintas. Para él, la aprobación de este documento ahora, antes de que se hayan diagnosticado casos en España, que establece pormenorizadamente cómo debe actuar cada trabajador sanitario y que está consensuado con el Ministerio de Sanidad, es clave para "evitar errores como los que se pudieron producir durante la crisis del ébola", en referencia al contagio de la auxiliar de Enfermería Teresa Romero, natural de Becerreá.

"No hay que alarmarse, pero sí estar alerta", señala e insiste en que la coordinación de los diferentes gobiernos y agencias implicadas supone que la sociedad se enfrenta a la pandemia de forma "más coherente que otras veces".

Recuerda que se trata de un virus cuya primera manifestación más frecuente es la fiebre. "Cuando digo fiebre no me refiero a febrícula, sino a fiebres altas, que superan los 38 grados de temperatura", explica, y añade que llega acompañada de malestar y dolor de garganta.

La coincidencia de la expansión del coronavirus por varios países en su cuarta semana con la temporada de gripe hace que los síntomas, atribuibles a varias enfermedades, puedan provocar alarma. Sin embargo, el coronavirus desemboca en un síndrome respiratorio agudo y una neumonía de rápida evolución.

El doctor Quintas recuerda que, en principio, las sospechas se refieren fundamentalmente a viajeros desde Wuhan o esa zona central de China, pero no necesariamente de otras zonas de ese país. El protocolo, además, recuerda a los sanitarios que el coronavirus se manifiesta inicialmente con síntomas muy similares a otros dos tipos de gripe aviar endémica de varias regiones chinas y que deben tener en cuenta esa posibilidad si se encuentran con viajeros enfermos.

MASCARILLAS. La propagación del coronavirus de Wuhan ha acabado con los lotes de mascarillas también en las farmacias lucenses. Según confirmó ayer el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Lugo, Alejandro Sánchez Pérez-Mel, la distribuidora anunció que están agotadas, aunque también matizó que se trata de un producto de demanda escasa de forma que cualquier mínimo incremento tiende a agotarlas.

Al contrario que en otras ciudades –como en Madrid donde hay boticas que han vendido cajas y cajas de mascarillas a miembros de la comunidad china que querían enviarlas a sus pueblos de origen donde ya eran imposibles de encontrar– los chinos que residen en Lugo no están haciendo acopio. "En mi provincia hay casos de coronavirus, pero no tantos como en Wuhan y mi padre no está usando el cubrebocas", explica Ai Ping, que como la inmensa mayoría de los inmigrantes chinos es de Zhejiang, una provincia costera al sur de Shanghai que está separada de Wuhan, epicentro de la pandemia, por otra provincia.

Las farmacias lucenses suelen contar con pocos ejemplares de mascarillas a la venta. La responsable de una de ellas explicaba ayer que contaba con una caja de tres unidades y que era la cantidad que solía tener a la venta. Aunque algunos clientes se hacen con una para evitar contagiarse de la gripe de sus familiares, otros la compran solo para pintar o para limpiar si son alérgicos a los ácaros.

Mutaciones. ¿Se logrará una vacuna?
El centro Peter Doherty de Melbourne, Australia, ha sido el primero en lograr reproducir el coronavirus de Wuhan, lo que abre la puerta a la posibilidad de una vacuna, una medida de cuya efectividad se duda. "Es un virus que ha mutado ya varias veces desde que se detectó el primer caso; por lo que no se sabe qué cobertura real podría llegar a tener una vacuna", explica el jefe de Medicina Preventiva del Hula, Carlos Quintas.

A diferencia del SARS del 2003, otro coronavirus con origen en China, de este se conoce su perfil genómico desde el principio.

Más parecido al MERS
La secuenciación genética del coronavirus ha permitido observar que tiene un perfil con más similitudes con el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, según sus siglas en inglés), detectado por primera vez en Arabia Saudí en 2012 y cuya mortalidad fue del 35% de los casos notificados.

El Sergas establece un protocolo para aislar todos los casos...
Comentarios