El sector de la limpieza de Lugo no llega a un acuerdo y se prolonga la huelga

El próximo jueves, día 25 de enero, habrá una nueva reunión entre la patronal y los sindicatos
Protesta de trabajadoras de la limpieza en el centro de Lugo. SEBAS SENANDE
photo_camera Protesta de trabajadoras de la limpieza en el centro de Lugo. SEBAS SENANDE

Los trabajadores del sector de la limpieza de locales y oficinas de Lugo -alrededor de unas dos mil personas- mantienen la huelga indefinida que iniciaron el pasado 16 de octubre, ante la falta de acuerdo entre la patronal y la parte social en la reunión que tuvo lugar este jueves en la capital lucense, con la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais.

El secretario comarcal de la CIG, Antonio Niño, informó a Efe de que esta cuarta reunión con mediación no sirvió para avanzar demasiado en la negociación, dado que la parte social "trasladó una propuesta, pero la patronal dijo que no había tenido tiempo suficiente para valorarla en conjunto".

Por ello, aunque este viernes se comunicará el resultado de la reunión a la asamblea de trabajadores, ante la falta de acuerdo, previsiblemente la huelga se mantendrá al menos hasta el próximo jueves, día 25 de enero, cuando se producirá una nueva reunión entre la patronal y los sindicatos.

La patronal se comprometió a dar una "respuesta" a la propuesta planteada en esa próxima reunión.

La portavoz de CIG-Servizos en Lugo, Asunción Castiñeira, afirmó que hay dos aspectos que tienen que cambiar de forma sustancial para que realmente pueda producirse un acuerdo entre la patronal del sector y la parte social que permita la desonvocatoria de este paro indefinido.

En declaraciones a Efe, recordó que "lo primero que tiene que cambiar es que no pueden quedar unas tablas salariales en el nuevo convenio que estén por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)", tal y como sucede con la actual propuesta de la patronal.

"Esa ha sido nuestra principal reivindicación desde el principio y nos mantenemos firmes en ella", dijo la portavoz sindical.

Asimismo, para que exista un acuerdo, la patronal también debe "aceptar la inclusión en el convenio de una cláusula de revisión salarial", algo a lo que se niega, explicó Asunción Castiñeira.

En este momento, indicó, esos son los "dos principales escollos" para poner fin a una huelga que dura ya tres meses y que ha propagado el conflicto laboral a las otras provincias gallegas.

Comentarios