jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Sanidade prorroga las restricciones e impone la mascarilla en gimnasios

Javier Serén, propietario de El Dotmas, que sirve comida a domicilio pero no abrirá su terraza. XESÚS PONTE
Javier Serén, propietario de El Dotmas, que sirve comida a domicilio pero no abrirá su terraza. XESÚS PONTE
Mantiene una semana las limitaciones en Lugo y dice que el brote de A Milagrosa, donde este jueves ya abrirán terrazas, tiene "características de alto risco", aunque está "bastante limitado"

La Consellería de Sanidade mantendrá al menos una semana más las restricciones existentes en los concellos de Lugo y A Coruña debido a la actual situación epidemiológica. A las medidas ya vigentes como la limitación a diez personas de cualquier reunión dentro del municipio lucense y a cinco en el barrio de A Milagrosa, se suma ahora la obligatoriedad de usar mascarilla para la práctica de deporte en un espacio cerrado o gimnasio. Además, el Gobierno gallego decidió extender esas mismas medidas sanitarias a los municipios de Ourense, Santiago, Santa Comba, Carballo y A Laracha.

Las novedades fueron comunicadas por el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, tras la reunión de expertos para la gestión de la pandemia. Incluyen como modificación la exigencia de que en cualquier actividad física no participen más de diez personas, y sin contacto físico, salvo en las competiciones en las que las reglas de la federación establezcan espacios diferenciados para cada equipo.

Las prohibiciones más estrictas se mantendrán en de Arteixo y el barrio de A Milagrosa, donde las reuniones siguen limitadas a "cinco personas" no convivientes

Dentro de los espacios cerrados no se podrá superar el 50% de la capacidad máxima permitida. Vázquez Almuiña hizo hincapié en la necesidad de prestar "especial atención aos contaxios en interiores" y, también en las reuniones familiares, que es el tipo de encuentros en los que se ha puesto en evidencia que es donde más contagios se producen por la relajación de las medidas de seguridad y la distancia social.

EL CASO DE LUGO. En la orden del DOG que recoge las novedades se especifica que, según el informe de la situación epidemiológica, la tasa de incidencia acumulada ha subido en toda la comarca con respecto a la semana pasada, especialmente en el municipio de Lugo. Se observa que hay positivos en distintos grupos de edad y diferentes grupos de población y se ve claramente que el brote no está controlado por el número instantáneo reproductivo, que es la media de personas a las que contagia cada positivo.

La mayoría de bares y restaurantes del barrio de A Milagrosa permanecerán con la persiana bajada durante los próximos días

El aumento de la incidencia se da, especialmente, en el barrio de A Milagrosa, brote en el que este miércoles se diagnosticaron 22 casos nuevos y que el informe considera con "características de alto risco, como a taxa de incidencia, o numero de cadeas de transmisión e a porcentaxe de probas PCR positivas". Al mismo tiempo, lo estima "bastante limitado" y aclara que "pode ser controlado se se toman as debidas medidas de restrición".

Sanidade dice que vistas "as recomendacións do subcomité clínico", resulta necesario el mantenimiento de las medidas de prevención dictadas para Lugo.

La decisión causó consternación en el sector hostelero de la ciudad. No obstante, varios empresarios de A Milagrosa anunciaron ya su decisión de retomar la actividad, tras cerrar hace unos días a modo de protesta. Así, después de conocer la prórroga de las medidas restrictivas para A Milagrosa, tres locales de hostelería del barrio lucense anunciaron que abrirán este jueves sus terrazas al público.

Las medidas serán revisadas por el comité de expertos para la gestión de la pandemia dentro de una semana

La inmensa mayoría de los negocios decidieron cerrar sus puertas la pasada semana en protesta por lo que, según su parecer, era una decisión errónea del ejecutivo autonómico, quien mantendrá clausurado el interior de los establecimientos de bares y restaurantes. En todo el barrio solo se permite el servicio de terraza, lo que dependiendo del tamaño de la misma puede suponer que a muchos de estos hosteleros no les compense realmente mantener sus negocios abiertos, dicen. Otros, que carecen de ella, ya no han tenido alternativa alguna y tuvieron que bajar la verja.

APERTURAS. La cafetería La Peatonal, el café- bar Camiño Real y la vermutería La Zona habilitarán desde este mismo jueves el cincuenta por ciento de sus mesas en el exterior de la rúa Divina Pastora para dar servicio a los clientes que desde hace días no acuden a su lugar de ocio habitual. En esta calle, solo el restaurante El Dotmas permanecerá cerrado al público, aunque sí mantiene el servicio de comida a domicilio, como ya hizo durante el periodo de pandemia.

Javier Serén, propietario de El Dotmas, asegura que no instalará la terraza porque "es un espacio demasiado pequeño y supone complicarte la vida", comenta. Para Serén, la ampliación de las restricciones es exagerada ya que "todos los dueños y empleados de los locales de A Milagrosa dimos negativos en las pruebas PCR", matiza.

En realidad, todavía se desconocen los resultados de todas las pruebas realizadas a los profesionales del sector del barrio pero las decenas que ya se conocieron arrojaron resultados negativos. El hostelero lucense manifiesta que pese a la situación mantiene los ánimos "aunque menos que otras veces".

Javier Serén espera el encauzamiento de esta crisis. "Si las cosas se hacen como hasta ahora. Volveremos a recuperar la imagen de la zona", concluye el empresario.

Sanidade prorroga las restricciones e impone la mascarilla en...
Comentarios