lunes. 30.11.2020 |
El tiempo
lunes. 30.11.2020
El tiempo

Sanidade pone en duda el cumplimiento de la medidas en la ciudad de Lugo

Julio García Comesaña. XOÁN REY
Julio García Comesaña. XOÁN REY
Perciben que las restricciones "non se están a cumprir dun xeito franco" en la ciudad y piden un mayor "esforzo" a los ciudadanos ► Sarria y Vilalba, en vigilancia  

El comité clínico de la Xunta ha establecido un nivel especial de seguimiento para Vilalba y Sarria por su incidencia vírica en los últimos días, por lo que se unen en esta lista a Chantada y al municipio ourensano de A Rúa.

El foco se pondrá en Vilalba debido al incremento en la incidencia a catorce días, si bien es cierto que se ha producido un descenso en la incidencia a siete. La preocupación en Sarria, por su parte, llega porque han subido los casos a dos semanas vista de 19 a 36. Burela también tendrá un nivel de vigilancia especial al producirse un incremento de casos en los últimos tres días. 

Sigue empeorando la situación en Lugo: suben los casos y los contagios

La noticia positiva llega en Chantada, donde se pasan de 34 a 15 casos en siete días y de 19 a 6 en tres, por lo que parece que el concello chantadés se aleja de las restricciones de cara a las próximas reuniones. En Vilalba y Sarria será necesario más tiempo de observación.

TIRÓN DE OREJAS A LUGO. Lugo se mantiene estable con 367 casos a 14 días y 183 a siete. Sin embargo, todavía le queda camino por recorrer al tener la incidencia acumulada en un índice superior a 200 casos y con un índice de contagio superior a uno. 

Desde el comité clínico, eso sí, lanzaron una llamada de atención a toda la ciudadanía lucense. Desde la Xunta perciben que las restricciones "non se están a cumprir dun xeito franco", y piden un mayor "esforzo" a los ciudadanos para reducir la incidencia de casos. 

EVOLUCIÓN POSITIVA EN GALICIA. El comité clínico para la gestión de la pandemia en Galicia observa una evolución positiva en los datos epidemiológicos que presenta la comunidad gallega, si bien preocupa la situación en las unidades de cuidados intensivos, donde el número de pacientes continúa con su tendencia al alza aunque todavía existe "margen" respecto al pico máximo registrado durante la primera oleada de la pandemia de covid. 

Así lo ha manifestado el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en una rueda de prensa ofrecida este miércoles tras la reunión mantenida en la tarde noche del martes por parte del comité clínico, que acordó elevar las restricciones en Sanxenxo, municipio que se suma a los 68 ayuntamientos gallegos en los que existen prohibiciones especiales para combatir el avance del virus. 

De este modo, el comité clínico considera que Galicia presenta una situación "estable" desde el punto de vista epidemiológico con un "ligero descenso" en el número de casos. Con todo, preocupa la presión asistencial con el incremento de un 9,3% de los pacientes que terminan en Uci, que todavía se encuentran a un 42% del pico máximo de ocupación registrado en la primera oleada de la pandemia. 

Burela entra en nivel rojo tras tres días de escalada vírica
 

"Optimismo" ante la evolución epidemiológica pero "prudencia" a la hora de analizar la situación en la que se encuentra Galicia. En ello han incidido tanto el conselleiro como los miembros del comité clínico.

En el análisis por áreas sanitarias, A Coruña, Ferrol, Pontevedra y Vigo son las que peor evolución presentan, mientras que en Lugo, Santiago y Ourense se aprecia un descenso en la presión hospitalaria en virtud, en el caso de la ourensana y la compostelana, por ser zonas en las que se aplicaron medidas restrictivas con anterioridad. 

En palabras del conselleiro, son datos "que permiten un cierto margen" pero que "obligan a anticiparse" para cortar la tendencia al alza de los pacientes que llegan a Uci. Por ello, ha apelado a "redoblar esfuerzos" y continuar respetando las medidas restrictivas que, dice, "no están para cumplirlas a medias". 

Pontevedra es una de las áreas que peor evolución presenta, junto a A Coruña, Ferrol y Vigo

Todo ello, según García Comesaña, para conseguir que "la curva" de los casos, especialmente en Uci, "empiece a bajar" ahora que se encuentra en una fase de estabilización. "Si no cumplimos las restricciones la curva del virus puede volver a subir", ha apostillado.

O CARBALLIÑO. La evolución epidemiológica en O Carballiño podría suponer la flexibilización de las medidas restrictivas impuestas desde más de un mes en este municipio ourensano. Una decisión que el próximo viernes estará sobre la mesa del comité clínico para la gestión de la pandemia en Galicia, que se encuentra en proceso de elaboración de un documento que guiará la posible salida de los ayuntamientos de las restricciones más severas. 

El comité clínico fija como horizonte el 4 de diciembre, cuando se rebasaría el mes establecido para estudiar la efectividad de las medidas, como fecha en la que podría empezar a levantarse restricciones en el resto de Galicia. 

El conselleiro, que mostró su preocupación por la evolución en O Salnés, ve mejoría en toda la Galicia urbana con excepción de Vigo y Lugo, donde se detecta un grado de transmisión del virus más elevado que en la media gallega. 

Sanxenxo hará cierre perimetral con O Grove

Las restricciones en Sanxenxo se elevan desde la medianoche de este miércoles al jueves. Las nuevas medidas incluyen la clausura de la hostelería —a excepción del servicio para llevar y la entrega a domicilio— y la autorización de las reuniones sociales solo para las personas que vivan juntas.

Además, la Xunta impone a este ayuntamiento costero que comparta cierre junto a O Grove, que ya estaba en esta situación desde el pasado día 6. Así pues, los vecinos de ambos podrán moverse con libertad entre ellos, pero deberán justificar debidamente las salidas de este perímetro conjunto. 

Sanidade pone en duda el cumplimiento de la medidas en la ciudad de...
Comentarios