Rufina, una romana con caché enterrada en Lugo

El control arqueológico de la obra de peatonalización de Quiroga Ballesteros permitió hallar dos lápidas de granito de época romana, una de ellas con inscripción, que podrían proceder de la necrópolis que hubo en la actual Praza de Ferrol
La lápida encontrada. CONCELLO
photo_camera La lápida encontrada. CONCELLO

El control arqueológico que se lleva a cabo en las obras de peatonalización del casco histórico de Lugo deparó el hallazgo de dos lápidas romanas en la Rúa Quiroga Ballesteros.

Una tiene inscripción, por lo que se sabe que correspondía a una romana llamada Rufina que, se cree, vivió en el siglo I o II, ya que tiene la invocación a los dioses Manes, protectores de los difuntos, sin abreviar. En la piedra se puede leer Dis Manibus, en vez de DMS, como se grafiaba en épocas posteriores.

Las lápidas podrían proceder de la necrópolis que hubo en el lugar que hoy ocupa la Praza de Ferrol, que fue desmantelada cuando se construyó la muralla y descubierta en los ochenta, cuando se hizo el párking subterráneo. Muchas piedras fueron reutilizadas posteriormente en otras obras en la ciudad —se encontraron algunas en la muralla— o acabaron en rellenos. La otra lápida hallada en Quiroga Ballesteros es lisa. Ambas son de granito, lo que sugiere cierta relevancia social de los difuntos, y por el aspecto que presentan puede que fueran policromadas, ya que parecen tener restos de pigmentos rojos.

Lo que sí está confirmado es que el lugar donde fueron encontradas fue una zona alfarera en época romana, como ya se intuía porque en excavaciones anteriores realizadas en esta parte de la ciudad salieron restos de hornos. En Quiroga Ballesteros se ven, además, grandes bolsas de ceniza.

Los arqueólogos trabajan desde hace semanas justo por detrás del cuartel de San Fernando y han podido ver que, aunque las estructuras que han ido apareciendo están bastante deterioradas, el sustrato no está muy alterado. Se trata de rellenos tardorromanos o medievales en los que no aparecen materiales modernos y en medio de los cuales se pueden ver muros y estructuras de distintas épocas. 

Así, salieron a la luz suelos de ladrillo romano que podrían ser de un horno o de una casa, muros que por el tipo de material y de factura también podrían tener dos mil años, una pieza de una rueda de molino, posiblemente también romana, incrustada en un canal de saneamiento de 1.800 o 1.900, un trozo del acueducto construido por el obispo Izquierdo en el siglo XIX y cimentación de las caballerizas del cuartel de San Fernando, del XX.

La zona fue visitada este viernes por la alcaldesa, Lara Méndez, quien se felicitó de la "excelente noticia" que supone la recuperación de patrimonio y avanzó que las lápidas serán expuestas dentro de la red museística municipal.

En el resto de las obras que se llevan a cabo en las calles del centro no ha habido de momento otros hallazgos de valor y los trabajos siguen avanzando. El primer tramo de la Rúa Montevideo está siendo cubierto de aglomerado estos días y ha comenzado a levantarse el pavimento de la parte superior de la Praza de Santo Domingo. El tráfico sigue desviado por San Marcos y se espera que el gobierno confirme cómo será reformada la parte baja de la plaza, después de que un movimiento vecinal y social forzara a mantener el arbolado.

Comentarios