jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Los romanos usaban en Lucus Augusti dromedarios como animales de carga

Restos arqueológicos de la Domus del Mitreo. AEP
Restos arqueológicos de la Domus del Mitreo. AEP

El Vicerrectorado editará en febrero un estudio, llevado a cabo en la universidad de León, sobre la carga genética de estos restos hallados en el Mitreo en las excavaciones de 2003

Los dromedarios que había en la Domus del Mitreo —y cuyos restos fueron hallados en las excavaciones del solar en 2003, junto a los de otras especies— eran utilizados por los dueños de la mansión como animales de carga. Esta es una de las conclusiones de un estudio realizado por el historiador y decano de la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León, Carlos Fernández Rodríguez.

El trabajo, que incluyó análisis de ADN, será hecho público por el Vicerrectorado del campus de Lugo en febrero con todos los datos genéticos extraídos de los restos óseos faunísticos encontrados en dicho solar, colindante con la muralla.

La mencionada investigación forma parte de un estudio realizado, a nivel internacional, sobre la fauna existente en época romana en distintas localidades del antiguo imperio. Dentro de los lugares objetos de estudio, se encuadra la Domus de Mitreo lucense, que data de los siglos II-III después de Cristo y donde se rendía culto al dios Mitra con sacrificios vacunos.

Aparecieron también huesos de conejo, liebre, perdiz, gallo, gallina, ganso, ganado vacuno, jabalí y caballos, mulos y burros

Entre los restos estudiados y de los que hay constancia de su existencia —gracias a los hallazgos arqueológicos— se encuentran los de algunos camélidos, que podrían ser dromedarios. A raíz del estudio realizado, la conclusión más obvia es que estos animales, traídos probablemente a Lugo desde las colonias romanas del norte de África, eran utilizados por el centurión que vivía en la Domus del Mitreo como animales de carga de mercancías.

"Eran como un medio de transporte y jugaban un papel importante en el comercio entre el sur y el noroeste de la península Ibérica", afirma Celso Rodríguez Cao, el director de la excavación arqueológica del solar de la Domus de Mitreo.

Por curioso que parezca, Lugo no fue el único sitio de la península donde hay constancia de la presencia de estos animales en época romana. Hay estudios que dejan constancia del hallazgo de restos similares en Alcalá de Henares (Madrid), Cartagena (Murcia), Linares (Jaén), Astorga (León) y Jaén.

Los restos óseos de dromedario —dos vértebras— son de tamaño grande, lo que indicaría que los animales fueron castrados para manejarlos mejor.

FAUNA. Además de los restos de dromedarios, en el solar de la Domus de Mitreo —ocupado, actualmente, por el edificio del Vicerrectorado— también fueron hallados, hace catorce años, restos óseos de otras especies como conejo, liebre, perdiz, gallo, gallina, ganso, ganado vacuno y jabalí así como de varios caballos, mulos y burros.

"Con los restos de vacuno, se hacían distintas piezas de artesanía, que también se encontraron en las excavaciones. Por ejemplo, hallamos alfileres y fichas de juegos hechos con este material óseo", indica Celso Rodríguez.

Generalmente —y a excepción de los caballos, mulos y burros— se trataba de animales para el autoconsumo, lo que da idea de la dieta que seguían los moradores de la mansión.

"También aparecieron restos de conchas de mejillones y de ostras. De estas últimas, se hallaron restos en rellenos de algunos tabiques, por lo que el cal de las conchas era utilizado como material de albañilería", afirma Celso Rodríguez.

Los romanos usaban en Lucus Augusti dromedarios como animales de carga
Comentarios