domingo. 12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo

Un robo frustrado en una oficina donde dejó sus herramientas le cuesta 10 meses

Juzgados de Lugo
Juzgados de Lugo
Intentó cometer el delito en una empresa de ingeniería lucense

Intentó cometer un robo en las oficinas de una empresa de ingeniería, sitas en la capital lucense, pero no lo consiguió. El ladrón se olvidó además todas sus herramientas en las instalaciones, por lo que se quedó sin sus pertenencias y además acabó condenado a 10 meses de cárcel como autor de un delito de robo con fuerza.

Tal y como se recoge en la sentencia, el suceso ocurrió entre las 14.00 horas del 9 de enero de 2016 y las 13.00 horas del día siguiente. En ese intervalo, el acusado -en compañía de otras personas no identicadas- accedió al interior de las ofcinas de una empresa, tras apalancar la puerta del portal de acceso al edifcio y extraer el bombillo de las dos puertas de entrada, "sin que conste acreditado que se apoderase de dinero, ni de ningún otro objeto del interior del local".

Como consecuencia de la tentativa de robo, el asaltante y sus compinches ocasionaron daños en el cableado telefónico del edifcio, en la central de alarmas, en la caja fuerte -que forzaron con un soplete de oxicetileno- y en un total de nueve cámaras que se encontraban en los pasillos. Finalmente, la banda abandonó las oficinas, "sin consumar el robo", y se dejó en el lugar varios objetos "que habían sido empleados para el apoderamiento ilícito no consumado", como bolsas, herramientas manuales, tornillería, una maleta con botellas, una herramienta para realizar el corte de metales de gran espesor y unos guantes que empleó el acusado.

El hombre negó los hechos en el juicio y recurrió la condena, alegando que jamás había estado en Lugo y que había vendido unas herramientas de su propiedad unos días antes del suceso. La Audiencia concluye que su explicación "no resulta creíble" y confirma la condena que le fue impuesta por el juzgado de lo Penal número 1 de Lugo.

Un robo frustrado en una oficina donde dejó sus herramientas le...
Comentarios