Martes. 18.09.2018 |
El tiempo
Martes. 18.09.2018
El tiempo

Roba un coche tras estar en el Hula por coma etílico y lo pillan al volante ebrio

Entrada principal del hospital Lucus Augusti (Hula). AEP
Entrada principal del hospital Lucus Augusti (Hula). AEP

El acusado pidió el alta voluntaria en el hospital y sustrajo un coche en la zona de Galegos, pero la Policía lo interceptó

Permaneció dos horas en el Hula con una intoxicación etílica y al salir sustrajo un turismo y lo condujo por varias calles del municipio lucense. Sin embargo, la Policía lo interceptó poco después y comprobó que el coche no era suyo y que además la borrachera no le había pasado, por lo que el joven, con iniciales A.C.L., acabó acusado de un delito de robo y otro delito contra la seguridad vial.

Los hechos se remontan al 6 de agosto de 2016. Ese día, sobre las nueve y media de la noche, una ambulancia del 061 trasladó al acusado desde Guitiriz hasta el Hospital Universitario Lucus Augusti, donde ingresó con una intoxicación etílica.

El personal sanitario le realizó una analítica, en la que arrojó un resultado de 3,15 gramos de alcohol por litro de sangre, una tasa que equivaldría aproximadamente a 1,5 miligramos por litro de aire espirado, cinco veces más de lo permitido por ley para los conductores.

A pesar de encontrarse bajo los efectos del alcohol, el acusado solicitó el alta voluntaria y se marchó del hospital. Acto seguido, se trasladó a pie hasta la zona de Galegos y se apoderó de un turismo que se encontraba estacionado en la Rúa do Portiño.

Según explicó el fiscal, el coche estaba cerrado, pero dentro había una llave, por lo que el acusado consiguió arrancarlo e inició la marcha, "a pesar de que había ingerido diversas bebidas alcohólicas que disminuían sus facultades en orden al debido manejo del vehículo", apuntó.

El conductor circuló por varias calles, hasta que una patrulla de la Policía Nacional lo interceptó alrededor de las doce y media de la noche en la carretera LU-P2927. Los agentes comprobaron que el chico estaba ebrio y que el turismo no era suyo. Además, durante el tiempo que lo condujo, le ocasionó desperfectos en las defensas, los retrovisores, las ruedas, las aletas y las puertas. El vehículo, marca Suzuki, tenía tantos golpes que fue declarado siniestro total.

El fiscal pedía inicialmente dos multas de 1.440 euros, una por cada delito. Sin embargo, las partes llegaron ayer a un acuerdo en el Penal 1 y el acusado aceptó un total de 130 días de trabajos en beneficio de la comunidad. El joven también indemnizará a la dueña del turismo.

CICLOMOTOR. El Penal 1 celebró este martes otro juicio contra cuatro hombres, con iniciales C.U.D.H., I.A.F., D.P.M. y U.M.P., acusados de hurtar un ciclomotor valorado en 800 euros. El ministerio público mantiene que los jóvenes cogieron el ciclomotor -que su dueño tenía estacionado en la calle, delante de su empresa- y lo remolcaron con ayuda de su turismo. El fiscal solicita 18 meses de cárcel para C.U.D.H., ya que tiene antecedentes, y penas de doce meses de prisión para los demás acusados.

El ministerio público pide otra condena de dos años y medio de cárcel para un hombre, con inciales O.T., que supuestamente le arrebató el móvil a un joven que iba por la calle hablando por él. El ladrón vendió posteriormente el teléfono en una tienda de la Ronda da Muralla. El acusado no se presentó este martes a la vista oral, por lo que tuvo que aplazarse.

Roba un coche tras estar en el Hula por coma etílico y lo pillan al...