Rivas censura que sea el Concello quien "soporte" la gratuidad de las guarderías

"A Xunta fai anuncios e o Concello paga", afirma el edil ► El Ayuntamiento pone 1,5 millones y la Xunta, 200.000 euros
Felipe Rivas, na terraza do centro social Uxio Novoneyra. XESÚS PONTE
photo_camera Felipe Rivas, en la terraza del centro social Uxio Novoneyra. XESÚS PONTE

El concejal de Educación e Difusión do Coñecemento, Felipe Rivas, censuró este viernes que sea la administración local quien tenga que soportar mayoritariamente la gratuidad de las escuelas infantiles que la Xunta hizo extensible para todas las familias y niños durante este curso. "O Concello paga o servizo mentres a Xunta fai anuncios", criticó.

Rivas señaló que la Xunta aporta anualmente "menos de 200.000 euros do total do custo do servizo", en el que el Concello invierte 1,5 millones de euros al año.

El concejal aseguró que el Concello seguirá haciendo ese "gran esforzo económico e administrativo" para prestar el servicio a las familias lucenses, pero insistió en que la Xunta "se faga cargo das súas competencias e xestione directamente as escolas".

El Concello considera que la atención a niños de 0 a 3 años es una competencia de la Xunta. Esta, por su parte, sostiene que la denominada Ley Montoro (2013) define las escuelas infantiles como competencias delegables en los ayuntamientos. La controversia se produce porque no llegó a desarrollarse el reglamento de reparto competencial.

El Concello de Lugo tiene cuatro escuelas infantiles, que fue abriendo progresivamente en época del alcalde José López Orozco para atender una demanda social que la Xunta no cubría suficientemente.

En su momento fue el gobierno local, en manos del PSOE, quien no quiso que los centros se adhirieran a la red gallega de escuelas infantiles, ya que no quería perder el control sobre los mismos, en aspectos como el personal y la gestión, y además veía imposición de la lengua gallega. Eso era en tiempos del gobierno bipartito de la Xunta, cuando el BNG lucense sí abogaba, como hace ahora, por la entrada de las guarderías en el consorcio gallego.

Con todo, y ante esta situación, desde el Concello nunca se dejó de pedir más colaboración económica de la Xunta para hacer frente a los gastos del servicio, que se han ido incrementando al extenderse la gratuidad del mismo para las familias. Para ello, la Xunta incrementa un poco su contribución, pero no cubre todo el gasto que supone la atención a los niños, como el de comedor.

El coste del servicio para el Concello tampoco es el mismo en todas sus escuelas. Es bastante más elevado en las dos que son de gestión directa frente a las dos que están externalizadas. A mayores, el Concello cofinancia las 81 plazas de la guardería que la Xunta abrió en Albeiros.

Curso 2022-2023: reajuste de la demanda 
El Concello venía ofreciendo 238 plazas en sus cuatro escuelas, pero en los últimos años hubo reajustes tanto en la oferta como en la demanda por diversas circunstancias, como la pandemia. Para el próximo curso hay disponibles 198 plazas, que cubren prácticamente todas las solicitudes, según el gobierno local.

Oferta privada

Hay familias que prefieren centros privados, por cercanía o por su mayor flexibilidad horario, ya que ahora en estas el servicio también es gratis, salvo el comedor y el material.

Comentarios