viernes. 15.01.2021 |
El tiempo
viernes. 15.01.2021
El tiempo

Ribera Salud compra las clínicas Santo Domingo y prepara fuertes inversiones

Santo Domingo cuenta con tres centros de atención sanitaria en Lugo. SABELA FREIRE
Santo Domingo cuenta con tres centros de atención sanitaria en Lugo. SABELA FREIRE
El grupo abrirá en Polusa un laboratorio, una unidad de cirugía ambulatoria y un centro de recuperación de ictus

Tras haber cerrado recientemente la compra de Polusa, el grupo Ribera Salud acaba de adquirir las clínicas Santo Domingo, lo que supone incorporar tres centros asistenciales y más de cuarenta profesionales sanitarios al grupo. La operación es paralela a proyectos de inversiones para reforzar la capacidad operativa de la firma sanitaria en Lugo. Está ya prevista en Polusa una inversión de un millón de euros en proyectos como un laboratorio de anáisis clínicos, una unidad de cirugía ambulatoria o un centro de recuperación de afectados por ictus.

Santo Domingo ofrece en Lugo más de veinte especialidades médicas y cuenta con un centro de rehabilitación. La incorporación a Ribera supondrá reforzar las alianzas que ya existían entre la clínica y Polusa, si bien ambos centros sanitarios seguirán operando de forma independiente.

"Polusa y Santo Domingo son independientes, pero habrá más vinculación y posiblemente se establezca la opción de abrir las consultas externas de Santo Domingo a los especialistas de Polusa", señaló este martes Javier Atanes, administrador de Santo Domingo y gerente de Polusa. De forma paralela, los profesionales de Santo Domingo podrían desarrollar actividad quirúrgica o asistencial en el hospital Polusa.

Hay fórmulas de interrelación que están ya muy definidas. Por ejemplo, en Polusa se va a crear un nuevo laboratorio de análisis clínicos "para optimizar el servicio a los usuarios de la provincia y afianzar las alianzas con las demás clínicas ambulatorias provinciales".

Se prevé que ese laboratorio empiece a funcionar a principios del próximo año y que haya un punto de extracción de muestras en Santo Domingo, lo que hará más fácil el acceso de los pacientes.

Polusa y Santo Domingo funcionarán de forma independiente

Las sinergias serían también muy claras en el caso del centro de rehabilitación de Santo Domingo, "el mayor de la provincia", señala Atanes, que puede dar servicio a pacientes de Polusa.

UNIDAD DE ICTUS. Esa forma de cooperación se daría también con una unidad de recuperación funcional y daño cerebral enfocada a pacientes de ictus que se va a poner en marcha en Polusa, ya que tras el tratamiento hospitalario se podría complementar el proceso de rehabilitación en las instalaciones de la clínica de rehabilitación ambulatoria de la calle Pastor Díaz.

En esa unidad de recuperación funcional y daño cerebral de Polusa, enfocada a pacientes que han sufrido ictus y necesitan una "rehabilitación intensiva y especializada que minimice las secuelas", también se trabajará "de forma multidisciplinar" con pacientes posquirúrgicos que tienen que rehabilitarse o adaptarse a limitaciones temporales que les impiden estar en su domicilios.

El carácter céntrico, que da facilidad de acceso a los pacientes, es una de las ventajas de las clínicas Santo Domingo. Pero a la accesibilidad se suma el hecho del amplio rango de especialidades que ofrece y que, además, se van a ampliar, destaca Javier Atanes.

ESPECIALIDADES. Santo Domingo cuenta ahora con una veintena de especialidades, entre ellas algunas de las que no dispone Polusa en estos momentos, como Psiquiatría, Psicología, Reumatología, Endocrinología, Neumología, Odontología, matronas, Nutrición o Logopedia.

Pero además Santo Domingo está en proceso de incorporar nuevas especialidades, como Pediatría, Urología y Medicina Estética. Asimismo, se van a reforzar con nuevos profesionales las unidades de Digestivo, Otorrinolaringología, Cardiología y Ginecología, con la incorporación en este caso de dos nuevos especialistas.

CIRUGÍA AMBULATORIA. Respecto a las inversiones programadas por Ribera Salud tras su llegada a Lugo, destaca también la decisión de crear una unidad de cirugía mayor ambulatoria.

Las obras de esa unidad, que ocupará unos 400 metros, van a empezar en cuestión de días, aseguró Atanes, y su puesta en servicio permitirá realizar la mayor parte de las intervenciones sin hospitalización, algo que hace que el proceso "sea más satisfactorio para el paciente", dice Atanes.

La idea es que hasta el 70 u 80 por ciento de las intervenciones puedan ser ambulatorias, de modo que el paciente pueda volver a casa tras ser operado.

Esa será una de las inversiones clave definidas hasta ahora, tras la llegada de los equipos de Ribera Salud, cuyos técnicos han ido analizando ya los distintos servicios de Polusa.

Una cartera de 45.000 clientes
Santo Domingo es un proyecto aún joven, ya que echó a andar en octubre de 2013, pero muy consolidado y con una cartera de pacientes extensa, que suma ya 45.000 personas.

Ese abultado número de pacientes, que representan casi la mitad de la población de la capital, habría sido uno de los factores clave en la decisión de compra por parte del grupo Ribera Salud. Parte de los pacientes proceden de la provincia.

Sin concierto con el Sergas. Las clínicas Santo Domingo no están concertadas con el Sergas, un modelo que se va a mantener. Es un sistema distinto al de Polusa, que sí tiene concierto con el Sergas, aunque gran parte de su actividad es independiente de la sanidad pública. En el caso de Santo Domingo, los pacientes son tanto netamente privados como clientes de seguros médicos o de accidentes.

Volumen. En conjunto, Ribera Salud tomaría el control de un volumen de prestaciones sanitarias importante, con una facturación de en torno a 12 millones.

Ribera Salud compra las clínicas Santo Domingo y prepara fuertes...
Comentarios