El retraso de licencias de obra tiene paralizadas inversiones por 80 millones en Lugo, según los constructores

La asociación cree que las medidas anunciadas por el Concello para agilizar trámites no serán la solución

José Manuel Rodríguez, presidente de la Apec. ARCHIVO
photo_camera José Manuel Rodríguez, presidente de la Apec. ARCHIVO

El retraso que acumula la concesión de licencias de obra por parte del Concello de Lugo mantiene paralizadas inversiones en el municipio que superarían los 80 millones de euros, según cálculos de la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción (Apec).

El presidente de este colectivo, José Manuel Rodríguez, precisó que hay en este momento "más de 600 licencias" pendientes de aprobación por parte del Ayuntamiento, proyectos que suman inversiones "que rondarían los 80 o 90 millones de euros".

Se trata de una cantidad, precisó a Efe, que "en una ciudad como es Lugo supone mucho dinero" y, por extensión, muchos puestos de trabajo en el sector de la construcción.

"Hay asociados que llevan más de dos años esperando por una licencia para ejecutar promociones de 30 o 40 viviendas", dijo Rodríguez, y casos realmente llamativos, como el hecho de que la licencia "para una vivienda familiar" en la zona sur de la ciudad todavía no haya sido concedida, a pesar de que han pasado "dos años y cuatro meses" desde que fue solicitada.

El gobierno local acaba de tomar decisiones para tratar de poner remedio a esta situación. Anuncia que agilizará los trámites para la concesión de las licencias de obras con un importe inferior a 300.000 euros y, además, la alcaldesa, Paula Alvarellos, delegará en el nuevo director general de Urbanismo la autorización de la mayoría de los proyectos.

Aunque será una ayuda, el presidente de los constructores opina que no será la solución. Lo "importante", a su juicio, sería "agilizar los informes" preceptivos por parte de los técnicos municipales.

En ese sentido, expresó su confianza en que la nueva alcaldesa, Paula Alvarellos, que tomó posesión en enero, adopte las decisiones oportunas. En todo caso, reconoció que hay que "darle un tiempo" para que pueda reorganizar las cosas en el Ayuntamiento de Lugo, "al menos tres o cuatro meses". "Nosotros vamos a apoyarla en lo que podamos", dijo el presidente de los constructores de Lugo.

Comentarios