Qué falta para la comisaría de Abella: obtener la parcela, hacer el proyecto y disponer fondos

El Concello busca la "fórmula máis áxil" para ceder al Ministerio de Interior la parcela situada en la esquina de las calles Orquídea y Aquilino Iglesia Alvariño ▶ Faltan otros trámites, pero el delegado del Gobierno en Galicia asegura que, elegida la ubicación, el compromiso es "inquebrantable" y que no hay marcha atrás
Solar donde se proyectará la nueva comisaría. V. RODRÍGUEZ
photo_camera Solar de la comisaría. V. RODRÍGUEZ

La ciudad de Lugo tendrá una comisaría nueva de la Policía Nacional en Abella, en un finca de 2.167 metros cuadrados que está situada en la esquina de las calles Orquídea y Aquilino Iglesia Alvariño que es propiedad del Concello y le será cedida al Ministerio de Interior.

La noticia fue avanzada el fin de semana por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y confirmada este miércoles por el delegado del Gobierno en Galicia, Pedro Blanco, y la alcaldesa, Paula Alvarellos, tras una reunión en la que también participaron el comisario jefe de Galicia, Ramón Gómez Nieto, y el comisario provincial, Luis Romera. Al término del encuentro, Blanco explicó que será un proyecto "a medio prazo", ya que faltan aún diversos trámites, desde la cesión del suelo y la elaboración del proyecto constructivo a la habilitación presupuestaria correspondiente. Sin embargo, el compromiso con esta infraestructura es "inquebrantable" y el Gobierno "non escatimará nin esforzos nin recursos", aseguró.

"Apostamos por un edificio novo e non por solucións peregrinas, como a reforma de edificios doutras administracións", afirmó el delegado del Gobierno

La alcaldesa explicó que el Concello está analizando "a fórmula máis áxil" para ceder la parcela al ministerio, pero recalcó que "xa non hai volta atrás" en el objetivo de dotar a Lugo de una nueva comisaría. La parcela donde se levantará tiene la dimensión suficiente para albergar una infraestructura amplia y moderna, destacaron tanto la regidora como el delegado del Gobierno.

 La parcela está situada frente al solar donde la Xunta construye en este momento un aparcamiento en superficie, en la zona del colegio Casás, el instituto Leiras Pulpeiro y el centro comercial Abella. Frente a esta finca, con un vial por medio, el Concello tiene otra más pequeña (algo más de 200 metros cuadrados) que también podría ser cedida al ministerio si este lo considerase necesario, para aparcamiento, por ejemplo.

El Concello ofreció dos parcelas a Interior en esta zona y eligió la señalada porque tiene acceso rápido y cómodo para los ciudadanos y comunicaciones rápidas para los efectivos policiales, destacó el delegado del Gobierno. La alcaldesa valoró que la nueva dotación se vaya a ubicar en la zona norte de la ciudad. Es un compromiso que el gobierno de la ciudad había adquirido con los vecinos una vez que se frustró el plan para hacer la comisaría en el terreno del antiguo hospital Xeral, donde finalmente la Xunta apostó por una residencia de atención a personas mayores.

"Cumprimos co compromiso de levar a comisaría á zona norte; Feijoo prometeuna no CIS e nunca máis se soubo", afirmó la alcaldesa

Interior tiene que redactar el proyecto constructivo y realizar otros trámites previos, como el estudio geotécnico del terreno. La nueva comisaría de Lugo será, avanzó Blanco, un edificio amplio, moderno y sostenible y, como idea del coste que podría tener, explicó que la comisaría que se está construyendo actualmente en El Puerto de Santa María (Cádiz), una población de tamaño similar a la Lugo, tiene un presupuesto de 7,3 millones de euros.

El ministerio incluirá la comisaría de Lugo en el Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado, aprobado para el periodo 2019-2025. El delegado del Gobierno aseguró que es una "obra prioritaria" y "ambiciosa" para Interior que será una realidad tras "falsas promesas" e "ideas peregrinas", afirmó en alusión a la gestión que gobiernos y miembros del PP hicieron de este asunto en los últimos años. La más reciente fue la propuesta del grupo municipal del PP, que dirige Elena Candia, quien propuso adaptar el edificio de Obras Públicas, en la Ronda da Muralla, que mayoritariamente es del Estado pero donde también tiene una parte en propiedad la Xunta.

Sin embargo, el ministerio se inclinó por un solar vacío para construir un edificio nuevo, una "solución de futuro, para os próximos cen anos, que dependerá só das dúas administracións que estamos hoxe aquí representadas", afirmó Blanco en relación a los Ejecutivos nacional y local, del mismo color político en este momento.

Blanco rehusó concretar el horizonte en el que la nueva comisaría puede ser una realidad, pero la jefa de la división económica y técnica de la Policía Nacional, Luisa María Benvenuty, explicó —cuando visitó Lugo el pasado diciembre para analizar las alternativas— que se precisan dos años para trámites y otros dos para obras como mínimo.

Una nueva dotación para el entorno de A Residencia

La comisaría no estará en A Residencia, donde se preveía, pero sí muy cerca, en Abella. A Residencia sufrió mucho con el traslado del hospital y, trece años después y tras una fuerte inversión de la Xunta, vuelve a recuperar servicios y gana otros, como un geriátrico, las dos oficinas del Inem y un aparcamiento, en construcción.

Esta zona y O Castiñeiro, al lado, concentran mucha vivienda social, lo que obligó a la Xunta a renunciar a construir más. El Concello también invirtió en esta parte de la ciudad en los últimos años, donde hizo un nuevo centro social y mejoró espacios, como calles y zonas deportivas y de juegos.

Un esperado anuncio con reproches y tras años de idas y venidas

El consenso sobre la necesidad de dotar a Lugo de una comisaría nueva hace años que existe, ya que las instalaciones de la Rúa Chantada son pequeñas y viejas, carecen de algunos servicios y tienen muchos problemas, lo que dificulta el trabajo a los efectivos y la atención a los ciudadanos.

En tiempos del Gobierno de Mariano Rajoy era el alcalde socialista de la ciudad quien se quejaba de la falta de impulso a este proyecto. El PP llegó a comprometerla en A Residencia, en el solar del antiguo hospital Xeral, aunque cambió de idea con la llegada de Pedro Sánchez al poder y la apuesta de la Xunta por destinar ese espacio a servicios sociosanitarios. 

La búsqueda de un nuevo emplazamiento se reactivó, al menos públicamente, en los últimos meses, a raíz de la propuesta del PP lucense de hacerla en el edificio de Obras Públicas. Ahora el PP se felicita del "desbloqueo", aunque lamenta la falta de concreción de plazos y de presupuesto. Los socialistas, por su parte, reprocharon a los populares "anos de atrancos e de marcha atrás", afirmó el delegado del Gobierno.

Otros proyectos: cuartel en A Fonsagrada y comisaría en Monforte

El delegado del Gobierno en Galicia destacó la apuesta por la mejora de las infraestructuras de seguridad del Estado, también en la provincia de Lugo, donde están en marcha planes para hacer comisarías nuevas de la Policía Nacional en Lugo y Monforte y un cuartel en A Fonsagrada. Este concello ya cedió el suelo e Interior redacta ahora el proyecto. En la ciudad del Cabe, en este momento está en fase de licitación la reforma del inmueble que albergará la nueva comisaría. 

Estas son infraestructuras que forman parte del Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado 2019-2025, que está dotado con 600 millones de euros. Para Galicia hay asignados 24 millones de euros, aunque el presupuesto se podrá ir modificando según las necesidades, aseguró Blanco.

Pero, además, el Ministerio de Interior tiene apartados, para el mismo periodo, 21 millones euros para otras mejoras de equipamientos en Galicia, recordó Blanco.

Asimismo, se están reforzando las plantillas y en este momento el Estado tiene "case 9.000 efectivos" en la comunidad gallega, "case un 8% máis que hai cinco anos", aseguró.

La mejora de infraestructuras y de plantillas y la labor de estas contribuyen a que Lugo esté entre las ciudades más seguras de Galicia y del resto de España, aseguró Blanco.