miércoles. 01.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 01.04.2020
El tiempo

Restablecido 36 horas después el suministro de agua en la calle Serra Gañidoira

Grifo habilitado por el Concello. EP
Grifo habilitado por el Concello. EP
El Concello no logró encontrar el domingo una empresa que hiciese la reparación

Una nueva avería en fin de semana en la red de abastecimiento municipal volvió a dejar sin agua durante más de un día a unos vecinos, en este caso del barrio de A Residencia, al no tener el Concello una cuadrilla de guardia para hacerse cargo de estas labores en jornadas festivas. El suministro quedó restablecido este lunes, tras casi 36 horas sin servicio.

Tras las averías en la calle Marqués de Ombreiro y en Rei Don García, en esta ocasión los afectados fueron parte de los abonados de la calle Serra Gañidoira, en concreto los edificios con número impares. Se quedaron sin suministro desde las 2.30 horas de la madrugada del domingo, cuando un operario municipal procedió a cortar la llave de paso para impedir que siguiese manando la fuga que se registraba tras reventar la tubería de fibrocemento a la altura del número 71 de la calle. 

Según explicaron fuentes municipales, el Concello instaló después dos grifos provisionales para facilitar que los vecinos afectados se surtiesen de agua de la traída, mientras que desde el domingo por la mañana se trató de localizar a una empresa que se hiciese cargo del arreglo de la obra. Sin embargo, finalmente no se pudo encontrar a ninguna disponible bien porque las contactadas tenían trabajadores de vacaciones o no disponían de una pala necesaria para hacer la excavación. 

Las mismas fuentes señalaron que en todo caso sería el turno de la brigada municipal que entraba este lunes a las 8.00 horas la que procediese a reparar la avería, dado que los funcionarios de este departamento no realizan horas extra por un conflicto con el Concello. 

CRÍTICAS DEL PP. El portavoz del grupo popular, Ramón Carballo, dijo compatir la indignación de los vecinos afectados por la avería, de la que culpa a la "pasividade da alcaldesa por solucionar un problema que afecta a práctica totalidade dos barrios de Lugo". Además, dijo que la baja presión de los grifos provisionales provoca que se tarden 10 minutos en llenar una garrafa de agua.

Restablecido 36 horas después el suministro de agua en la calle...
Comentarios