martes. 25.02.2020 |
El tiempo
martes. 25.02.2020
El tiempo

Un peligroso delincuente deja a cinco policías heridos durante su arresto en la Avenida de Coruña

La intervención policial fue en la Avenida da Coruña. VICTORIA RODRÍGUEZ
La intervención policial fue en la Avenida da Coruña. VICTORIA RODRÍGUEZ
El arrestado, de 24 años, se enfrentó a los policías, que lo tuvieron que reducir a la fuerza, y fue trasladado al Hula

La Avenida da Coruña fue a media tarde de este miércoles el escenario de una espectacular detención policial que provocó que se agolpasen decenas de curiosos en las aceras, en las inmediaciones del cruce con la Rúa Otero Pedrayo.

Sobre las 19.20 horas, los vecinos se sobresaltaron por los gritos que salían de un piso de esta transitada vía. A esa hora se recibió una llamada en la sala operativa del 091, en la que "una voz muy baja y tenue reclama una patrulla en un determinado domicilio de la Avenida de A Coruña". De inmediato se cortó la llamada y no respondió a posteriores realizadas desde dependencias policiales. 

En el lugar se personaron dos coches patrulla de la Policía Nacional y un tercero camuflado. Acudió incluso otro de la Autonómica. Una vez en el domicilio, la alertante manifestó a los agentes que la persona buscada estaba en el interior del piso y lo localizaron "escondido en un armario". Al ser descubierto, se abalanzó "con gran violencia" hacia los policías, "quienes después de un fuerte forcejeo consiguen inmovilizarlo", explica la Policía Nacional, en un comunicado.

El requisitoriado, que es un ciudadano magrebí y tiene 22 causas delictivas, ofreció resistencia a los agentes de la autoridad, hasta el punto de que cinco de ellos resultaron heridos durante el arresto. Uno de ellos es una agente de la Unidad de Atención a Familia y la Mujer (Ufam) que resultó "lesionada de forma importante".

El detenido es un joven de 24 años sobre el que pesan seis órdenes de busca y captura, por quebrantamiento de condena. Dos de ellas están dictadas por el juzgado de instrucción número 3 de Lugo, que está especializado en violencia de género. El resto son de lo Penal.

CRISTALES ROTOS. Los policías nacionales tuvieron que reducir al detenido por la fuerza debido a la actitud violenta que ofrecía. Cuando consiguieron introducirlo en uno de los coches patrulla que intervino, este ciudadano magrebí reventó la ventanilla de una de las puertas traseras de este vehículo oficial.

Los agentes sacaron entonces al joven del coche patrulla y lo inmovilizaron contra la acera, mientras decenas de transeúntes presenciaban este altercado público, tanto a pie de la calle como desde los balcones y las ventanas de los edificios que se encontraban próximos.

Al lugar del incidente también se tuvo que desplazar una ambulancia asistencial del servicio 061. El personal sanitario le administró un sedante al detenido, según aseguraron testigos presenciales. Después lo trasladó al hospital Lucus Augusti (Hula) para que recibiese asistencia médica y, posteriormente, a dependencias policiales, para ser puesto a disposición del juzgado de guardia.

INTERVENCIONES. La detención de requisitoriados está al orden del día, aunque casi nunca se llega al nivel de violencia exhibido por el joven que fue arrestado este martes, a plena luz del día, en la concurrida Avenida da Coruña.

Cada tres días agentes de la Policía Nacional llevan a cabo en Lugo la localización de un requisitoriado judicial.

Según datos ofrecidos por la comisaría de este cuerpo, el año pasado hallaron en el término municipal de Lugo a 115 personas que estaban reclamadas por la Justicia por diferentes motivos.

Un peligroso delincuente deja a cinco policías heridos durante su...